La obra de los escritores españoles muertos en 1936 pasa a ser de dominio público

Algunos de los autores fallecidos en 1936

Algunos de los autores fallecidos en 1936

Foto: BNE

La Biblioteca Nacional de España ha digitalizado la obra de los autores fallecidos en 1936, como Lorca, Unamuno, Valle-Inclán, Ramiro de Maeztu y Muñoz Seca y han pasado a ser de dominio público.

Más información

El ataque a Pearl Harbor en imágenes

El ataque a Pearl Harbor en imágenes

La Guerra Civil Española fue un desastre en muchos aspectos. A nivel cultural fue como una apisonadora que no entendía de ideologías, pasado, presente ni futuro. Como explica José Carlos Mainer, catedrático de la Universidad de Zaragoza “en el crispado clima internacional de los años treinta, la Guerra Civil Española fue, entre otras cosas, una sangrienta confrontación de simbologías culturales antagónicas que preconizaba su mutua destrucción”. No solo había que destruir al enemigo, también había que eliminar todos sus valores culturales. Y esta batalla hizo que muchos grandes autores de la literatura española pereciesen al poco tiempo de empezar el conflicto, en 1936.

Muchas familias quedaron rotas, muchos hijos huérfanos, muchas madres viudas… Y precisamente comprobar que en los primeros meses de la guerra murieron todos estos importantes escritores nos da una idea de cómo España se sumió durante tres años en una miseria y un odio devastador. En palabras del propio Mainer, asesor de la BNE en el proceso de digitalización, “recordar el elenco de los muertos de los primeros seis meses de la Guerra Civil nos acerca a los términos de una tragedia que se prolongó por dos años y medio más y que, en la España dominada por Franco, no cesó de incrementar después de 1939 el censo de condenas a muerte, persecuciones, depuraciones y encarcelamientos por motivos ideológicos”.

Y es que no solo murieron notables autores como Miguel de Unamuno, Lorca, Valle-Inclán, Ramiro de Maeztu y Muñoz Seca, sino también otros menos conocidos como Ciges Aparicio, Torres Quevedo, Ramón Acín, Eugenio Noel, etcétera.

La obra de estos y otros muchos autores digitalizada por la BNE ahora puede ser difundida libremente según la Ley de Propiedad Intelectual, según explican desde la propia institución. Para consultar todas las obras digitalizadas puedes entrar aquí.