Egipto

"No dejo de escribiros, pero no me tenéis en mente"

Papiros de Tebtunis

Papiros de Tebtunis

© BANCROFT LIBRARY AT THE UNIVERSITY OF CALIFORNIA BERKELEY

Traducen el contenido de una carta del siglo III d.C. que fue enviada por un soldado, que servía en una legión romana en Europa, a su familia en Egipto

Grant Adamson, un estudiante de postgrado de la Universidad Rice, ha descifrado parte del contenido de una carta que fue escrita en el siglo III d.C. y cuyo remitente fue Aurelius Polion, un recluta egipcio que probablemente servía como voluntario en la legio II Adiutrix, una legión romana situada en Panonia Inferior, en la actual Hungría. La misiva, escrita principalmente en griego, está dirigida a su familia -que vivía en algún lugar de Egipto- y en ella el soldado se muestra desesperado porque sus seres queridos no han contestado a sus reiteradas cartas. El papiro, bastante deteriorado, fue hallado hace más de un siglo junto a otros millares de fragmentos en el exterior de un templo en Tebtunis, una antigua ciudad egipcia. La carta del soldado, en poder de la Biblioteca Bancroft, de la Universidad de California en Berkeley, ha sido traducida por Adamson mediante el uso de imágenes infrarrojas, según explica recientmente en un estudio publicado en The Bulletin of the American Society of Papyrologists

Rezo porque estéis en buena salud noche y día, y siempre hago una reverencia ante todos los dioses que os protegen. No dejo de escribiros, pero no me tenéis en mente, expresa Polion a su hermano, hermana y madre, una vendedora de pan. Estoy preocupado por vosotros porque no contestáis, a pesar de que recibís cartas mías con frecuencia..., añade. Polion dice sentirse tratado como un extraño y piensa pedir un permiso al comandante para poder hacer una visita a su familia. 

Entiendo que hay un cierto desacuerdo familiar, quizá como consecuencia de su partida o incluso de antes de que partiera. Pero no es seguro, y el papiro está lleno de agujeros. También podría ser que después de su partida hubiera estado en contacto con su familia durante algún tiempo hasta que algo ocurrió y la comunicación se perdió. Polion cree que su familia le está ignorando y parece convencido de ello, pero podría estar equivocado. Puede que no recibieran sus cartas por alguna razón, aunque al menos ésta llegó a Egipto, aunque puede que no recorriera todo el camino hasta la casa familiar, explica Adamson a Historia National Geographic

En el dorso de la carta, Polion da instrucciones precisas al transportista para que se la entregue a un militar veterano -parece ser que un tal Acutius Leon- que será el encargado de despacharla a la familia. Conociera o no a Polion, sí que parece en cambio que estaba relacionado con su familia, ya que sabía a donde reenviar la carta... Resulta sorprendente que no se proporciona ningún lugar de residencia, o al menos se puede leer, como si con el nombre del veterano ya fuera suficiente para la entrega y el transportista ya supiera dónde encontrarle, destaca Adamson.