Murieron encadenados en Francia

Desentierran varios esqueletos de hombres, mujeres y niños de época romana que llevaban grilletes y cadenas, probablemente debido a su condición de esclavos

1 / 4

1 / 4

Necrópolis galo-romana de Saintes

Necrópolis galo-romana de Saintes

Esqueleto de un hombre excavado en Saintes que portaba un grillete en la pierna izquierda. 

© FRÉDÉRIC MÉTÉNIER, INRAP 2014

2 / 4

Necrópolis galo-romana de Saintes

Necrópolis galo-romana de Saintes

Esqueleto de un hombre con grilletes en el cuello y en la pierna derecha.

© FRÉDÉRIC MÉTÉNIER, INRAP 2014

3 / 4

Necrópolis galo-romana de Saintes

Necrópolis galo-romana de Saintes

Esqueleto con un grillete alrededor del cuello. 

© FRÉDÉRIC MÉTÉNIER, INRAP 2014

4 / 4

Necrópolis galo-romana de Saintes

Necrópolis galo-romana de Saintes

Sepultura múltiple hallada en la necrópolis galo-romana de Saintes.

© FRÉDÉRIC MÉTÉNIER, INRAP 2014

Desentierran varios esqueletos de hombres, mujeres y niños de época romana que llevaban grilletes y cadenas, probablemente debido a su condición de esclavos

Más información

Ostia, el gran puerto de Roma

Ostia, el gran puerto de Roma

Un equipo de arqueólogos que realizaba unas excavaciones previas a la construcción de una vivienda unifamiliar en Saintes, al suroeste de Francia, ha desenterrado los esqueletos de varios individuos, entre ellos dos mujeres y dos niños, algunos con grilletes de hierro alrededor del cuello, los tobillos o las muñecas, según informa el Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) en un comunicado. Los esqueletos yacían en fosas rectangulares y entre el ajuar funerario, prácticamente inexistente, destacan unas monedas de la segunda mitad del siglo II d.C. que fueron colocadas sobre los ojos de uno de los niños. Se trata de un rito funerario greco-romano encaminado a remunerar al barquero mitológico que transportaba las almas hacia el inframundo.

Esclavos o gladiadores

Las sepulturas forman parte de una extensa necrópolis galo-romana, fechada en una época posterior a la conquista romana de la Galia. El sitio arqueológico se encuentra a unos 250 metros al oeste del anfiteatro de Saintes, construido en el siglo I d.C., entre los reinados de Tiberio y Claudio. Las cadenas y grilletes que portaban los esqueletos denotan la baja condición social de los difuntos, que pudieron ser esclavos e incluso gladiadores que combatieron en la arena del anfiteatro. Los arqueólogos tratarán de conocer los orígenes de estos individuos, su situación social y las circunstancias que provocaron su muerte.