Londres

Los vikingos desembarcan en Inglaterra

Hace más de treinta años que el Museo Británico no acoge una exposición tan importante sobre los vikingos, amantes del riesgo y la aventura que se abrieron al mundo

Los vikingos fueron fieros guerreros y diestros marineros, amantes del riesgo y la aventura que se abrieron al mundo gracias a sus excelentes embarcaciones, con las que exploraron la mayor parte de Europa, el sudoeste de Asia, el norte de África y la parte nororiental de América del Norte. El Roskilde 6, hallado casualmente en 1997 al oeste de Copenhague, es actualmente el barco vikingo más grande del mundo. Ha sido fechado alrededor del año 1025, durante el apogeo de la época vikinga, cuando Inglaterra, Dinamarca, Noruega y posiblemente algunas partes de Suecia estaban unidas bajo el mandato de Canuto el Grande. Apenas se han conservado los tablones de madera que formaban el casco del barco, de unos 37 metros de eslora, pero han sido restaurados y encajados en una quilla de acero inoxidable. El Roskilde 6 es una de las piezas emblemáticas de la exposición Vikingos: vida y leyenda, abierta del 6 de marzo al 22 de junio de 2014 en el Museo Británico. La sala de exposiciones Sainsbury, una nueva instalación, ha reunido todos los requisitos para el traslado y exposición de esta pieza tan frágil procedente de Copenhague. 

El tesoro del valle de York

La muestra se centra en el período esencial de la era vikinga, desde finales del siglo VIII hasta comienzos del siglo XI. Más que en sus reiteradas incursiones y pillajes, pone énfasis en los intercambios culturales que mantuvieron los vikingos con otros países. En algunas ocasiones fueron violentos. En Weymouth, por ejemplo, al sur de Inglaterra, se localizó recientemente una fosa común que contenía los esqueletos de vikingos ejecutados. El tesoro del valle de York, que consta de 617 monedas, seis brazaletes y otras piezas, se exhibe completamente por primera vez en el Museo Británico desde que fue descubierto en 2007 por unos detectoristas de metales en Harrogate. Este magnífico tesoro incluye objetos procedentes de lugares tan distantes como Afganistán, Irlanda, Rusia, Escandinavia y la Europa continental. Entre otras cosas también se puede contemplar un tesoro de plata originario de Gnezdovo, en Rusia. La muestra viajará en 2015 al Museo de Prehistoria e Historia Antigua de Berlín