Londres

Los tesoros de las cortes reales de Gran Bretaña y Rusia

Una muestra en Londres exhibe los tesoros procedentes de las relaciones comerciales y diplomáticas entre ambos países

1 / 3

1 / 3

«Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia»

«Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia»

La Joya Barbor, de Inglaterra (c.1615-1625).

© VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

2 / 3

«Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia»

«Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia»

Armadura de Enrique VIII (c.1540).

© VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

3 / 3

«Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia»

«Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia»

Lavamanos con forma de delfín que se utilizaba antes y después de las comidas, de Christian van Vianen, del año 1635.

 

© VICTORIA AND ALBERT MUSEUM, LONDON

5 de marzo de 2013

El Museo Victoria and Albert (V&A) de Londres, el más grande del mundo de arte y diseño, inaugura el 9 de marzo de 2013 la exposición Tesoros de las cortes reales: los Tudor, los Estuardo y los zares de Rusia, sobre el desarrollo de la diplomacia cultural y el comercio entre Gran Bretaña y Rusia desde sus orígenes en 1555, cuando se fundó la Compañía de Moscovia. La muestra comienza con la consolidación de la dinastía Tudor por parte de Enrique VIII, que ascendió al trono en 1509 y estableció el estilo de la corte británica. Revela la pompa y el esplendor de las cortes rusas, desde Iván IV (Iván el Terrible) hasta los primeros soberanos de la dinastía Romanov. Y concluye en 1685, con el fin del reinado de Carlos II de Inglaterra.

La exposición reúne más de 150 objetos que reflejan estos intercambios culturales y comerciales entre los sucesivos monarcas y embajadores británicos y sus homólogos rusos. La rivalidad entre ambas cortes se refleja mediante la heráldica, armaduras, joyas, retratos reales y otros tesoros. Las piezas más valiosas incluyen un retrato prácticamente inédito de Isabel I; la Joya Barbor, un colgante de oro esmaltado con un camafeo de ónix de Isabel I; un mapa de Moscovia de 1570 pintado a mano, y literatura de la época, como por ejemplo el First Folio de Shakespeare, la primera publicación de la colección de sus obras teatrales. También se podrá admirar un emblema heráldico en el que aparece un pelícano y que tiene una historia curiosa. En 1622, el embajador ruso regaló dos pelícanos vivos a la corte real británica que hicieron sus nidos en el parque londinense de St. James, donde sus descendientes permanecen todavía.

Las obras proceden de los fondos del museo de Victoria and Albert y de importantes préstamos de Rusia, entre ellos la Armería del Kremlin, el Museo Estatal de Historia en Moscú, además de piezas procedentes de colecciones británicas que incluyen la National Portrait Gallery, el Museo Nacional Marítimo, la Colección Real y las Armerías Reales.

Descubre más novedades seleccionadas por los redactores de nuestra revista