Los Cien Días de Napoleón

Estatua ecuestre de Napoleón

Estatua ecuestre de Napoleón

Estatua ecuestre de Napoleón situada en Laffrey, en el distrito de Grenoble, que forma parte de la Ruta Napoleón.

Foto: Office de Tourisme de Grenoble

El último reinado de Napoleón comenzó el 20 de marzo de 1815 tras su huida de la isla de Elba, donde permaneció desterrado nueve meses

Más información

Napoleón: destierro y muerte en Santa Elena

Napoleón: destierro y muerte en Santa Elena

Tras la derrota de los ejércitos franceses y la ocupación de París por parte de las tropas aliadas, Napoleón Bonaparte tuvo que renunciar a todos sus territorios excepto a la isla de Elba, al oeste de Italia, donde vivió desterrado desde mayo de 1814 hasta febrero de 1815. "No podía él estar quieto mucho tiempo. Después de haber consagrado los primeros días a los trabajos indispensables de su instalación, montó a caballo el 18 de mayo y recorrió toda la isla: quería asegurarse por sí mismo del estado de la agricultura, y de cuáles eran sus productos más o menos ciertos, como el comercio, la pesca y la extracción de mármoles y metales; sobre todo, visitó con particular atención las canteras y las minas que son su principal riqueza", relata Alejandro Dumas en Napoleón. En septiembre de 1814, el coronel Neil Campbell escribe en su diario que "Napoleón parece haber perdido todos los hábitos de estudio" y que "ocasionalmente cae en un estado de inactividad nunca antes conocido".

Entrada triunfal en París

Sintiendo que Francia le reclamaba de nuevo y sabedor de que los ingleses querían desterrarlo a una isla remota en el Atlántico, Napoleón escapó de Elba aprovechando un descuido de la guardia francesa y británica. El 1 de marzo de 1815 desembarcó en Golfe-Juan, cerca de Antibes, y junto con sus soldados más leales puso rumbo a París, siguiendo un itinerario conocido hoy como la Ruta Napoleón, que recorre más de 300 kilómetros. El 20 de marzo de 1815 entró de forma triunfal en el Palacio de las Tullerías, que había sido abandonado de forma precipitada por Luis XVIII. De la noche a la mañana, los emblemas reales fueron sustituidos por la bandera tricolor y las águilas imperiales. Comenzó entonces el período conocido como los Cien Días, o Cent-Jours en francés, que se extiende hasta el 22 de junio de 1815, fecha de su segunda y definitiva abdicación, hasta el 8 de julio de 1815, fecha de la segunda restauración de Luis XVIII. Durante este tiempo, Napoleón trató de instaurar un régimen constitucional más democrático y liberal, pero de nuevo tuvo que enfrentarse a sus enemigos, cayendo derrotado en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815.