Londres

Londres ya estuvo habitada hace 9.000 años

Arqueólogos del proyecto ferroviario Crossrail descubren 150 piezas de sílex procedentes de un asentamiento mesolítico a orillas del Támesis

12 de agosto de 2013

Un equipo de arqueólogos británicos del proyecto ferroviario Crossrail, que consiste en la construcción de una línea subterránea de alta frecuencia que cruzará el centro de Londres, ha encontrado indicios materiales de la presencia de seres humanos en el río Támesis hace 9.000 años, según anunció la compañía ferroviaria el pasado 8 de agosto. El hallazgo, que incluye 150 piezas de sílex, algunas de ellas cortantes, se ha producido durante la excavación de un túnel en el norte de Woolwich, al este de Londres, en un lugar que podría haber estado relacionado con la fabricación de herramientas en época mesolítica. «Es un descubrimiento único y emocionante que revela la presencia de humanos que regresaron a Inglaterra, y en particular al valle del Támesis, tras un largo paréntesis durante la Edad del Hielo. Es uno de los pocos sitios arqueológicos descubiertos que confirma que los humanos vivieron en el valle del Támesis en esa época. La concentración de piezas de sílex muestra que éste fue un lugar de excepcional importancia para el aprovisionamiento de materiales para fabricar herramientas que fueron utilizadas por los primeros londinenses, quienes vivían y cazaban en las islas del estuario del Támesis», afirma el arqueólogo Jay Carver, quien dirige las excavaciones de Crossrail.

Exhumarán los restos de 4.000 personas  

Los arqueólogos también están desenterrando los restos de la Londinium romana, entre ellos una calzada principal, en la que han aparecido un hueso humano y herraduras de caballo. Se han realizado, por otro lado, varios hallazgos del siglo XVI, como por ejemplo una moneda de oro -la primera pieza que se ha descubierto de este material- que fue utilizada a modo de lentejuela o colgante, similar a las joyas que lucían la aristocracia y la realeza. Uno de los trabajos más delicados consiste en la exhumación de los restos óseos procedentes del cementerio de Bedlam, fundado en el siglo XVI bajo la actual estación de Liverpool Street. Los arqueólogos de Crossrail desenterrarán los restos de 4.000 personas que yacen en este cementerio, incluidos los pacientes del adyacente Hospital Bedlam (significa «casa de locos»), el hospital psiquiátrico más antiguo de Europa. 

Outbrain