Suecia

Localizan una sala de banquetes de época vikinga

El poema épico "Beowulf" constituye una de las pocas fuentes escritas en que aparecen descritas estas salas, que funcionaban como centros políticos y ceremoniales

1 / 3

1 / 3

Montículo de Aska

Montículo de Aska

La antigua sala de banquetes vikinga ha sido hallada mediante un georradar, un método económico y no invasivo.

© M. RUNDKVIST

2 / 3

Montículo de Aska

Montículo de Aska

El georradar ha proporcionado una imagen del plano que ocupaba la antigua sala de banquetes.

© VIBERG & RUNDKVIST, 2014

3 / 3

Montículo de Aska

Montículo de Aska

Elementos visibles del antiguo edificio, de unos 50 metros de largo, que tenía una doble empalizada, cuatro entradas y una gran chimenea en el centro.

© VIBERG & RUNDKVIST, 2014

15 de diciembre de 2014

Hoy en día no es más que un montículo de tierra cubierto de hojas secas que sobresale en la llanura, pero hace algo más de mil años fue el emplazamiento de una sala de banquetes vikinga, como aquella perteneciente al legendario rey Hrodgar, que aparece descrita en el poema épico Beowulf. El montículo de Aska, cerca de Vadstena, al sur de Suecia, ha sido visto durante años como un túmulo funerario, pero dos arqueólogos han localizado recientemente los cimientos de un edificio que probablemente perteneció a una familia real. Martin Rundkvist, de la Universidad de Umea, y Andreas Viberg, de la Universidad de Estocolmo, han utilizado un georradar, un método no invasivo, para localizar los cimientos de un edificio de planta rectangular, de unos 50 metros de largo, que tenía una doble empalizada, cuatro entradas y una gran chimenea en el centro. El estudio ha sido publicado en Archaeological Prospection.

Un reino menor

El montículo fue erigido alrededor del siglo VIII d.C., según se ha podido saber tras analizar el hueso de la espinilla de un caballo que fue depositado en el lugar. En 1920 fue hallada una tumba en las inmediaciones con un rico ajuar funerario que perteneció a una völva, una mujer en contacto con el mundo sobrenatural, según explica Rundkvist a Historia National Geographic. La disposición de los hoyos en los que se clavaron los postes del edificio es similar a la que se observa en otra sala de banquetes recientemente excavada en la Antigua Uppsala, cerca de Estocolmo. Estas observaciones refuerzan la interpretación de Rundkvist según la cual Aska en Hagebyhöga fue una residencia de los reinos menores de Östergötland, una facción o dinastía sobre la que no hay información en las fuentes escritas de la época, concluye el estudio.