Localizan un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial en aguas escocesas

El 'UB-85', un sumergible de la Marina Imperial alemana, fue capturado en abril de 1918 en la superficie, sin que hiciera falta abrir fuego

1 / 6

1 / 6

submarino1. Imagen de sónar

Imagen de sónar

Imagen del submarino obtenida con un sónar. El artefacto, conocido en alemán como U-Boot (Unterseeboot) mide unos 45 metros de largo y se encuentra prácticamente intacto.

Imagen: ScottishPower

2 / 6

submarino2. Localización del naufragio

Localización del naufragio

El submarino alemán ha sido localizado frente a la costa de Wigtownshire, en el suroeste de Escocia.

Imagen: ScottishPower

3 / 6

submarino3. Popa del submarino

Popa del submarino

Popa del submarino y sus diferentes partes.

Imagen: Headland Archaeology / ScottishPower

4 / 6

submarino4. 'UB-85'

'UB-85'

Imagen obtenida a través de un sónar. Los expertos han concluido que se trata del UB-85, un submarino de la Marina Imperial alemana que fue capturado en la superficie el 30 de abril de 1918, a finales de la Primera Guerra Mundial.

Imagen: ScottishPower

5 / 6

submarino5. Sónar multihaz

Sónar multihaz

Imagen obtenida con un sónar multihaz, que muestra las diferentes partes del submarino.

Imagen: ScottishPower

6 / 6

submarino6. Operación de tendido

Operación de tendido

Operación de tendido del cable eléctrico submarino.

Imagen: ScottishPower

El 'UB-85', un sumergible de la Marina Imperial alemana, fue capturado en abril de 1918 en la superficie, sin que hiciera falta abrir fuego

Más información

En el sur de Inglaterra hay más de 1.000 naufragios de la Primera Guerra Mundial

1.000 naufragios de la Primera Guerra Mundial

Un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial ha sido localizado durante una exploración del fondo marino frente a la costa de Wigtownshire, en el suroeste de Escocia, según reveló el miércoles ScottishPower, la filial de Iberdrola en el Reino Unido. Los ingenieros navales del proyecto Western Link, que pretende llevar energía renovable desde Escocia hasta Inglaterra y Gales a través del canal del Norte y del mar de Irlanda, han descubierto el sumergible prácticamente intacto gracias a las imágenes obtenidas con un sónar. El artefacto, conocido en alemán como U-Boot (Unterseeboot) mide unos 45 metros de largo y se encuentra a unos 120 metros al noroeste del futuro cable submarino de alta tensión, de 385 kilómetros de longitud, el más largo de su clase en el mundo. "Las imágenes obtenidas a través del escaneado del fondo marino son increíblemente detalladas, pero obviamente tenemos que estar atentos a lo que hay debajo antes de extender un cable de alta tensión. Puedo decir que este es el hallazgo más extraordinario que he vivido en años construyendo líneas eléctricas", afirma Peter Roper, director del proyecto Western Link.

Los expertos han concluido que se trata del UB-85, un submarino de la Marina Imperial alemana que fue capturado en la superficie el 30 de abril de 1918, a finales de la Primera Guerra Mundial, y que fue hundido por el buque patrullero británico HMS Coreopsis, construido en los astilleros de Barclay Curle, en Glasgow. La tripulación se rindió sin oponer resistencia y eso alimentó todo tipo de fábulas. Cuenta la leyenda que su capitán, Günther Krech, justificó su salida a la superficie del siguiente modo: el sumergible había estado cargando sus baterías durante la noche cuando emergió "una bestia extraña con los ojos grandes y con una especie de cráneo con cuernos, con la cabeza pequeña y los dientes relucientes bajo la luz de la luna". Todos los hombres a bordo empezaron a disparar con armas de fuego hasta que el monstruo marino regresó a las profundidades. El submarino acabó dañado durante la lucha y quedó inutilizado. "Y por eso pudisteis capturarnos en la superficie", respondió el capitán.

La tripulación del submarino se rindió sin oponer resistencia y eso alimentó todo tipo de fábulas

"En aguas del mar de Irlanda se conocen por lo menos doce submarinos británicos y alemanes que se hundieron y otros submarinos potenciales cuya zona de hundimiento sigue siendo un misterio. Las características de este naufragio particular, intacto en gran medida, confirman que se trata de un submarino del Tipo UB III, del cual sabemos que dos se perdieron en la zona: el famoso UB-85 y su gemelo UB-82", explica Innes McCartney, un arqueólogo náutico británico que ha trabajado con el proyecto Western Link. "A menos que un buzo encuentre la marca del astillero no lo podemos decir de forma definitiva pero, sí, estamos cerca de resolver el misterio del UB-85 y la razón de su hundimiento: un fallo mecánico común o alguna explicación más sencilla", asegura McCartney.