Localizan 108 petroglifos de diferentes culturas antiguas de México

Los petroglifos, de diferentes filiaciones culturales, abarcan un horizonte temporal de casi 3.000 años: del Preclásico (1700 a.C.) al Posclásico (900-1521 d.C.)

1 / 5
petroglifos1. Petroglifo

1 / 5

Petroglifo

Los petroglifos, localizados en la Zona Arqueológica La Campana, abarcan un horizonte temporal de casi 3.000 años.

Foto: cortesía de Ana María Jarquín, INAH

petroglifos2. Zona Arqueológica La Campana

2 / 5

Zona Arqueológica La Campana

Petroglifo de La Campana, uno de los pocos sitios de México con evidencia de todas las etapas culturales de Mesoamérica.

Foto: cortesía de Ana María Jarquín, INAH

petroglifos3. Diferentes dimensiones

3 / 5

Diferentes dimensiones

Las dimensiones de los petroglifos varían entre aquellos que pesan varias toneladas y los que pueden manejarse manualmente.

Foto: cortesía de Ana María Jarquín, INAH

petroglifos4. Entierro capacha

4 / 5

Entierro capacha

Los trabajos de supervisión también han permitido excavar un entierro capacha fechado entre el 1800 y el 1700 a.C.

Foto: cortesía de Ana María Jarquín, INAH

petroglifos5. En fase de investigación

5 / 5

En fase de investigación

El entierro capacha está integrado por seis individuos y 18 objetos de dicha cultura del occidente mexicano, pero aún se encuentra en fase de investigación.

Foto: cortesía de Ana María Jarquín, INAH

petroglifos1

Localizan 108 petroglifos de diferentes culturas antiguas de México

Así es Sac Actun, el laberíntico sistema de cavernas inundadas de México

Más información

Sac Actun, las cavernas inundadas de México

19

Fotografías

Un total de 108 petroglifos de diferentes dimensiones, iconografías y filiaciones culturales, que abarcan un horizonte temporal de casi 3.000 años, han sido localizados por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la Zona Arqueológica La Campana, en la ciudad de Colima, en la región oeste de México. Enrique Martínez Vargas, responsable del Proyecto Arqueológico La Campana junto con Ana María Jarquín Pacheco, explica que el actual territorio de La Campana ha sido ocupado culturalmente durante casi 3.000 años por las bondades naturales que ofrecía: dos afluentes que lo delimitan y abastecen (el río Colima al este y el arroyo Pereyra al oeste) y una planicie de gran utilidad para el cultivo y el comercio. La Campana es uno de los pocos sitios de México con evidencia de todas las etapas culturales de Mesoamérica.

Una piedra del Preclásico Tardío presenta nueve rostros de perfil, humanos y animales

Las características de cada petroglifo son variadas: algunos representan figuras zoomorfas (monos, aves, víboras o mariposas), mientras que la iconografía incluye rayas, numerales, flores, corazones y rostros humanos; las dimensiones varían entre aquellos que pesan varias toneladas y los que pueden manejarse manualmente. La temporalidad y filiación cultural de los glifos difiere ampliamente, desde una piedra del periodo Preclásico Tardío (400 a.C.) con nueve rostros de perfil, tanto humanos como animales, hasta un petroglifo con rasgos teotihuacanos y una temporalidad que va del 400 al 600 d.C. Por su cercanía a una estructura arquitectónica puede que fuera un marcador para indicar que en dicho edificio habitó o fue depositado un individuo procedente de Teotihuacán. Los trabajos de supervisión también han permitido excavar un entierro capacha fechado entre el 1800 y el 1700 a.C. e integrado por seis individuos y 18 objetos de dicha cultura del occidente mexicano, pero aún se encuentra en fase de exploración.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?