Localizado 103 años después un submarino australiano de la Primera Guerra Mundial

Localizado 103 años después un submarino australiano de la Primera Guerra Mundial

El submarino 'AE1', de la Armada Real Australiana, desapareció misteriosamente en 1914 con sus 35 tripulantes a bordo y sin dejar rastro

1 / 9
submarinoaustraliano1. Casco roto

1 / 9

Casco roto

El casco roto del submarino australiano HMAS AE1, descubierto 103 años después de su hundimiento.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano2. Barco de búsqueda

2 / 9

Barco de búsqueda

El descubrimiento ha sido realizado por una expedición a bordo del barco de búsqueda Fugro Equator.

Foto: Bayden Findlay / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano3. A más de 300 metros de profundidad

3 / 9

A más de 300 metros de profundidad

La expedición del barco de búsqueda Fugro Equator localizó "un objeto de interés a más de 300 metros de profundidad".

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano4. Detección del submarino

4 / 9

Detección del submarino

El submarino hundido ha sido detectado en aguas situadas frente a las islas del Duque de York, un grupo de pequeñas islas de Papúa Nueva Guinea.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano5. Vehículo subacuático autónomo

5 / 9

Vehículo subacuático autónomo

Vehículo subacuático autónomo que ha confirmado el descubrimiento del AE1.

Foto: Bayden Findlay / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano6. Timón y casco

6 / 9

Timón y casco

Timón y casco del submarino hundido.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano7. Roturas en el casco

7 / 9

Roturas en el casco

El submarino hundido presenta roturas en el casco, pero aparentemente se encuentra en una sola pieza.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano8. Parte posterior

8 / 9

Parte posterior

Parte posterior del submarino.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano9. Timón y periscopios

9 / 9

Timón y periscopios

Timón y periscopios del submarino.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

Localizado 103 años después un submarino australiano de la Primera Guerra Mundial

Hallan 2 bombarderos B-25 de la Segunda Guerra Mundial en aguas de Papúa Nueva Guinea

Más información

Los bombarderos perdidos de la Segunda Guerra Mundial

5

Fotografías

El submarino HMAS AE1 partió de Barrow-in-Furness, en el noroeste de Inglaterra, donde fue construido, el 22 de mayo de 1913. Fue el primero de los dos submarinos británicos de la clase E construidos para la incipiente Armada Real Australiana. En marzo de 1914 partió de Inglaterra, acompañado por su hermano AE2, atravesó el canal de Suez y llegó a Sídney el 24 de mayo: fue la travesía más larga realizada por un submarino, a pesar de que la misma se realizó principalmente en la superficie. El 14 de septiembre de 1914, al comienzo de la Primera Guerra Mundial y durante unas operaciones cuyo objetivo era la ocupación de la Nueva Guinea Alemana, desapareció misteriosamente con sus 35 tripulantes a bordo y sin dejar rastro: ni siquiera el característico brillo que queda en la superficie tras un escape de combustible.

No se sabe qué causó la desaparición del 'AE1' en aguas de Papúa Nueva Guinea

No se sabe qué causó la desaparición del AE1 en aguas de Papúa Nueva Guinea. Fue la primera pérdida para la Armada Real Australiana y el primer submarino del bloque aliado que se perdió en la Primera Guerra Mundial. En 1976 se efectuó la primera de una serie de nuevas búsquedas con el fin de determinar su localización. Este mes de diciembre finalmente se ha resuelto uno de los más grandes misterios de la historia militar de Australia, según anuncia hoy la Royal Australian Navy. Una expedición a bordo del barco de búsqueda Fugro Equator "ha localizado un objeto de interés a más de 300 metros de profundidad", en aguas situadas frente a las islas del Duque de York, un grupo de pequeñas islas de Papúa Nueva Guinea. Las investigaciones han confirmado que se trata del submarino AE1, de 800 toneladas de peso.

"Destaca la notable conservación del submarino, que aparentemente se encuentra en una sola pieza, según indican las primeras imágenes tomadas por la expedición", dice el comunicado. "Tras el descubrimiento, la tripulación del barco de búsqueda celebró un pequeño servicio conmemorativo para recordar a aquellos oficiales y marineros que perdieron sus vidas hace 103 años. Se están realizando esfuerzos para contactar con los descendientes de la tripulación", concluye la nota.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?