ENTREVISTA / IOSIF LAZARIDIS, GENETISTA DE LA ESCUELA MÉDICA DE HARVARD

"Las lenguas indoeuropeas pudieron llegar a Europa a través de las estepas"

Lazaridis destaca la importancia de un movimiento migratorio procedente de las estepas que ocurrió hace unos 4.500 años y que reemplazó a buena parte de la población europea

Iosif Lazaridis

Iosif Lazaridis

© IOSIF LAZARIDIS

21 de marzo de 2015

Iosif Lazaridis es un genetista de la Escuela Médica de Harvard, ubicada en Boston. Es uno de los principales investigadores de un estudio publicado recientemente en Nature sobre los orígenes genéticos de los europeos y sobre la introducción de las lenguas indoeuropeas en el continente europeo, un misterio que sigue siendo objeto de debate entre lingüistas y arqueólogos. Las tesis predominantes son dos: una que considera que las lenguas indoeuropeas nacieron en Anatolia (la actual Turquía) y que llegaron a Europa con la difusión de la agricultura hace unos 8.000 años, durante la llamada Revolución Neolítica; y otra que sitúa el idioma protoindoeuropeo, que originó las lenguas indoeuropeas, en la estepa euroasiática (al norte de los mares Negro y Caspio), donde el caballo fue domesticado por primera vez y el uso de la rueda revolucionó la economía. Según esta tesis, las lenguas indoeuropeas llegaron a Europa hace unos 4.500 años, a través de los movimientos migratorios procedentes de las estepas. Durante el presente estudio se ha hallado una estrecha relación genética entre los restos óseos de individuos de la cultura yamna, que habitó las estepas al norte de los mares Negro y Caspio, y de la cultura de la cerámica cordada, que ocupó el norte de Europa, por ejemplo Alemania. No sabemos cuál fue la patria común de todas las lenguas indoeuropeas, pero sí que tenemos indicios de que hubo una gran migración desde las estepas que pudo traer consigo las lenguas indoeuropeas, expresa Lazaridis en una entrevista con este medio. 

¿Los orígenes genéticos de los europeos son más complicados de lo que se creía?

Sí, hay quienes pensaron que la agricultura llegó a Europa sin que se dieran migraciones masivas, puede que a través de un grupo pequeño de personas que transmitió la idea a los cazadores-recolectores indígenas europeos, quienes se convirtieron también en agricultores. Sabemos que había una población de primeros agricultores que se extendió por toda Europa y que era muy similar en diferentes partes del continente, por ejemplo en España y en Alemania. Los estudiosos en la materia no creían en la existencia de rotaciones posteriores en la población tras la llegada de la agricultura a Europa y consideraban que las migraciones históricas sólo tuvieron un impacto limitado entre las grandes poblaciones de agricultores.

¿Y no fue así?

Ahora sabemos que se dio al menos una rotación posterior de la población, alrededor del 2500 a.C., cuando tres cuartas partes de la población central de Europa, sobre todo Alemania, fueron reemplazadas por una población oriental procedente de las estepas. Esta forma de ascendencia esteparia se encuentra en toda Europa, en más de la mitad de la población en el caso de los europeos del norte. 

¿De cuántos grupos humanos descienden los europeos actuales?

Casi todos los europeos tienen ascendencia de al menos tres grupos: los cazadores-recolectores occidentales, quienes formaron una población muy homogénea, identificable en España, Luxemburgo y Hungría; los primeros agricultores; y gente de las estepas como el pastoralismo de la cultura yamna, que se extendió desde Rusia a partir del año 3000 a.C. Los europeos difieren en las proporciones de estas ascendencias y el mayor componente en los españoles de hoy es el de los primeros agricultores. También hay ascendencias adicionales del norte de África, Oriente Medio y Siberia que han afectado a subgrupos de poblaciones europeas, pero a grandes rasgos son tres los componentes principales en la ascendencia de la mayoría de los europeos. 

Los primeros agricultores europeos aparecen a comienzos del Neolítico, ¿no?

Sí, los primeros agricultores eran muy diferentes a los cazadores-recolectores del occidente de Europa (Luxemburgo, España y Hungría). Los cazadores-recolectores orientales, que detectamos en dos lugares de Rusia muy alejados entre sí, también eran diferentes a los cazadores-recolectores europeos. Estos cazadores-recolectores orientales fueron los principales ascendentes de la cultura yamna de las estepas, quienes son a su vez ascendentes de los europeos modernos. 

¿Los pastores de las estepas eran nómadas?

Los pastores que ocuparon la actual Rusia vivieron principalmente de la explotación de rebaños, sobre todo de vacas, ovejas y caballos. Parece que la agricultura no desempeñó un papel importante en su economía. No sabemos exactamente cómo alcanzaron tanta éxito, pero se cree que fue debido a sus caballos y vehículos de ruedas, que les proporcionaron una mayor movilidad que los agricultores sedentarios y esto favoreció su expansión.

¿Las lenguas indoeuropeas entraron en Europa a través de estas migraciones?

Las opiniones difieren al respecto. Se ha dudado de que la migración del pastoralismo estepario haya traído las lenguas indoeuropeas, porque se cree que su influencia fue demasiado limitada o porque no penetró profundamente en Europa. Pero en nuestro estudio demostramos que sí que fue una gran migración y que contribuyó en gran parte de la ascendencia de los europeos modernos, especialmente en el norte. Nuestros resultados inclinan la balanza a favor de la hipótesis de las estepas. 

¿En las estepas podría encontrarse el origen de las lenguas indoeuropeas?

No sabemos cuál es la fuente originaria de las lenguas indoeuropeas. Para saberlo primero deberíamos comprender cómo cambiaron las poblaciones de otras partes de Eurasia, como Irán o la India, donde también se hablan las lenguas indoeuropeas. La migración que hemos detectado en Europa alrededor del año 2500 a.C. corresponde a un subgrupo de las lenguas indoeuropeas, pero no sabemos cuál fue la patria común de todas las lenguas indoeuropeas. Trataremos de encontrar la respuesta.