Egipto

La Universidad de Jaén reanuda el Proyecto Qubbet el-Hawa

Comienza la sexta campaña arqueológica en Asuán con el objetivo de excavar el pozo principal de la necrópolis, de más de diez metros de profundidad

Proyecto Qubbet el-Hawa

Proyecto Qubbet el-Hawa

© PROYECTO QUBBET EL-HAWA / UNIVERSIDAD DE JAÉN

7 de febrero de 2014

Del 15 de febrero al 22 de marzo se va a desarrollar la sexta campaña arqueológica del Proyecto Qubbet el-Hawa, frente a la moderna ciudad de Asuán, al sur de Egipto, según informa en un comunicado la Universidad de Jaén, la principal impulsora del proyecto, aunque también participan la Universidad de Granada y la Universidad de Córdoba, además del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. La presente campaña se va a centrar en los enterramientos más antiguos de la necrópolis, que corresponden a finales de la dinastía XII, es decir, alrededor del año 1800 a.C. En marzo de 2013, Alejandro Jiménez, el director del proyecto, explicaba a Historia National Geographic que se trata de uno de los yacimientos más importantes de Egipto, no sólo porque cuenta con centenares de tumbas -muchas aún por descubrir-, sino también por las relaciones interculturales que se desarrollaron en esta zona durante la Antigüedad, por ejemplo entre Egipto y la antigua Nubia, pero también se han descubierto las referencias más antiguas de los pigmeos. La necrópolis de Qubbet el-Hawa fue utilizada por gobernadores e incluso por gente de la clase baja durante un período de casi 1.400 años. 

Uno de los objetivos prioritarios será la excavación del pozo principal (pozo norte), de gran dificultad técnica debido a sus más de diez metros de profundidad y a que continúa parcialmente colmatado. La excavación de este pozo dará acceso a las cámaras funerarias donde originalmente fueron enterrados los miembros de la familia gobernante de Elefantina a finales de la dinastía XII, anuncia Jiménez en el comunicado, aunque avisa que es más que probable que los sepulcros originales hayan sido violados poco después de su sellado

También se analizarán y documentarán a fondo los cuerpos -todavía in situ- de la cámara C19, un recinto intacto abierto el año pasado y donde se espera encontrar alguna evidencia del nombre del difunto; y de la cámara C23, situada al oeste del pozo sur y denominada Heqaib. Se intentará confirmar que se trata de Heqaib III, uno de los gobernadores que rigió el destino de Elefantina durante el reinado de Amenemhat III [1818-1773 a.C.], añade.

Por otro lado, los trabajos de conservación y restauración se centrarán principalmente en la cámara C18, descubierta en 2008 y que permanece intacta, en la que se han identificado al menos tres enterramientos posteriores: dos de comienzos de la dinastía XVIII y uno del Tercer Período Intermedio. Las tareas serán muy complejas, ya que los ataúdes quedaron afectados por los xilófagos [insectos que se nutren de madera] durante la Antigüedad, comenta Jiménez, que también espera que se confirme la identidad del propietario del complejo funerario de la QH33, aunque todos los indicios apuntan a un nombre: el gobernador Ameny-Seneb.