IMAGEN DE LA SEMANA

La quintaesencia de la escultura budista china

Grutas de Longmen

Grutas de Longmen

© LIU QIANG / IMAGINECHINA / AP IMAGES / GTRES

El encuadre de esta fotografía de 2011 tan sólo muestra uno de los innumerables espacios que conforman las Grutas de Longmen, situadas al sur de Luoyang, en el interior de China. Este enorme complejo supera el millar de grutas excavadas durante siglos en los acantilados de piedra caliza que flanquean el río Yi. Las cuevas contienen alrededor de 100.000 estatuas budistas, además de pagodas e inscripciones, todo ello fechado entre finales del siglo V y comienzos del XII. "Estas obras, enteramente dedicadas a la religión budista, representan el apogeo de la escultura china en piedra tallada", informa la Unesco. "El alto nivel cultural y la sofisticación social de la dinastía Tang están recogidos en las excepcionales tallas de piedra de las Grutas de Longmen", destaca el organismo. En la imagen aparece la Gruta de Fengxian, la mayor de todas, dominada por el Buda Vairocana, de gran altura, cuyas orejas caídas ya miden dos metros. Está rodeado por otras ocho figuras colosales: dos discípulos, dos bodhisattva, dos reyes celestiales y dos guerreros. Uno de los reyes celestiales sostiene una pagoda con la mano derecha mientras aplasta a un demonio con el pie derecho.