La máscara de Tutankamón se exhibe de nuevo en el Museo Egipcio de El Cairo

En esta ocasión Egipto ha ofrecido una imagen de seriedad y profesionalidad, tras la restauración chapucera que se llevó a cabo hace más de un año

Máscara funeraria de Tutankhamón

Máscara funeraria de Tutankhamón

Foto: Nariman El-Mofty / AP Photo / Gtres

18 de diciembre de 2015

La máscara funeraria de Tutankamón se exhibe de nuevo en su vitrina del Museo Egipcio de El Cairo tras haber sido restaurada adecuadamente por un equipo de expertos alemanes dirigido por Christian Eckmann y en colaboración con las autoridades egipcias. En esta ocasión Egipto ha ofrecido una imagen de seriedad y profesionalidad, tras la restauración chapucera que se llevó a cabo hace más de un año cuando la barba ornamental se desprendió accidentalmente. "El proceso de restauración reveló un nuevo descubrimiento arqueológico relacionado con la técnica original que se utilizó para concebir la máscara", explica el Ministerio de Antigüedades de Egipto en un comunicado, en el que recoge las declaraciones del ministro El Damati.

La barba fue fijada con cera de abejas

En el interior de la barba ornamental se halló un tubo de oro que fue utilizado para acoplar la pieza a la máscara. También se ha podido conocer el material empleado para fijar la barba a la máscara: cera de abejas, el mismo material utilizado en el proceso de restauración. El equipo de expertos se ha decantado por un producto natural y no por una cola sintética. Asimismo, los restauradores han usado herramientas de madera para no rayar la máscara de oro. Por otro lado, el Ministerio de Antigüedades ha anunciado el inicio de la segunda fase del proyecto Scan Pyramids, que utiliza técnicas no invasivas para estudiar la estructura de las pirámides. Los escáneres buscarán cámaras secretas u otros espacios ocultos en la Pirámide Acodada del faraón Seneferu en Dahshur. Más información en breve.