América prehispánica

La lluvia no afecta a Chan Chan

Los arqueólogos han comprobado el buen estado de los relieves del yacimiento peruano

1 / 1

1 / 1

Palacio de Nik An, en la ciudadela de Chan Chan.

© CARME MAYANS

18 de junio de 2012

El mes de febrero de 2012 fue especialmente lluvioso en el norte de Perú, lo que preocupó a los arqueólogos que se ocupan de la conservación del yacimiento chimú de Chan Chan, en la costa del Pacífico peruana. Chan Chan, que fue la capital de la cultura chimú desde el año 700 al 1470, es la mayor ciudadela de barro del mundo y sus hermosos relieves están protegidos de la humedad por unas réplicas hechas de fibra de vidrio que están colocadas sobre ellos. Los arqueólogos del Proyecto Especial Chan Chan, dirigidos por Ana María Hoyle, han retirado dichas réplicas para comprobar el estado de los relieves de varios sectores del palacio Nik An, uno de los nueve que componen el complejo arqueológico. Los arqueólogos han constatado que los relieves se hallan en perfecto estado de conservación, aunque han decidido restaurar algunos daños que las lluvias han causado en los paneles protectores.