ENTREVISTA / CLARK SPENCER LARSEN, ANTROPÓLOGO FÍSICO

"La cal ha conservado los restos mortales de víctimas del cólera"

En los cementerios de la iglesia de Badia Pozzeveri se hallan enterradas numerosas víctimas de la epidemia de cólera de 1855, que provocó 27.396 muertes en la Toscana

1 / 3

1 / 3

Clark Spencer Larsen

Clark Spencer Larsen

El doctor Clark Spencer Larsen, de la Universidad Estatal de Ohio, codirige el proyecto de investigación de Badia Pozzeveri.

© CLARK SPENCER LARSEN

2 / 3

Badia Pozzeveri

Badia Pozzeveri

Excavaciones en uno de los cementerios de la antigua iglesia de Badia Pozzeveri, en la Toscana italiana.

© CLARK SPENCER LARSEN

3 / 3

Badia Pozzeveri

Badia Pozzeveri

Trabajo de laboratorio del proyecto de Badia Pozzeveri.

© CLARK SPENCER LARSEN

En los cementerios de la iglesia de Badia Pozzeveri se hallan enterradas numerosas víctimas de la epidemia de cólera de 1855, que provocó 27.396 muertes en la Toscana

Badia Pozzeveri es un núcleo de población que depende de Altopascio, una localidad de la Toscana italiana. Este lugar creció en torno a la abadía de monjes camaldulenses de San Pedro, creada a finales del siglo X y visitada durante siglos por los peregrinos que recorrían la Vía Francígena, que unía Canterbury con el Vaticano. Los cambios que mermaron el continente en época medieval, como las pandemias letales, repercutieron en los muros silenciosos de la abadía, debido a su ubicación junto a una vía tan frecuentada. La excavación de sus cementerios constituye hoy una oportunidad única para conocer la forma de vida de una comunidad medieval ante unos cambios devastadores contra los que nada pudo hacer. El proyecto de investigación de Badia Pozzeveri está dirigido por Clark Spencer Larsen, de la Universidad Estatal de Ohio, junto con Giuseppe Vercellotti, de la misma universidad, y Gino Fornaciari, de la Universidad de Pisa. "Hasta ahora hemos recuperado los restos de unos 150 individuos fechados entre el siglo XI y finales del XIX: monjes, aldeanos y gente perteneciente y no pertenciente a la élite", explica Spencer Larsen en esta entrevista.

¿Por qué están excavando el camposanto de una abadía abandonada?

El proyecto empezó cuando el pueblo de Badia Pozzeveri mostró interés en restaurar la iglesia, abandonada desde los años sesenta. La comunidad arqueológica se interesó por esta iniciativa, que incluía la excavación alrededor de la iglesia. El plan de excavación prosperó debido a la amplitud de conocimientos históricos que ofrecía un centro religioso tan importante. 

¿Qué se puede aprender con esta investigación?

En líneas generales permite reconstruir y comprender la vida en la comunidad de Badia Pozzeveri desde finales del siglo X y comienzos del XI hasta finales del siglo XIX, es decir, durante casi mil años de vida en comunidad. Con ello se nos abre una ventana increíble para el estudio de la salud, las condiciones y hábitos de vida, además de ofrecernos un conocimiento general sobre la calidad de vida, que no se puede adquirir a través de ninguna otra fuente.

¿Qué han excavado hasta la fecha?

Este año se ha desarrollado la quinta campaña de excavaciones en el cementerio. Hasta ahora hemos recuperado los restos de unos 150 individuos fechados entre el siglo XI y finales del XIX. Todos los miembros de la comunidad de Badia Pozzeveri están enterrados en los cementerios antiguos y modernos, incluidos los monjes, aldeanos y gente perteneciente y no pertenciente a la élite.

¿Hay víctimas de las pandemias que castigaron a Europa?

No sabemos si están enterradas las víctimas de la Peste Negra en el cementerio, pero sí creemos que lo están las víctimas de la epidemia de cólera del siglo XIX. No hemos hallado indicios de una fosa común; prácticamente todos los enterramientos son individuales, incluidos los de las víctimas del cólera.

Recientemente ha dicho que son "los restos mortales de víctimas del cólera de esa época que mejor se han conservado". ¿Cuál es la causa?

La excelente conservación de los restos mortales de víctimas del cólera se debe en gran parte al uso de cal como revestimiento. De lo contrario, el cólera no puede ser detectado en los restos esqueléticos debido a la rápida muerte del individuo, que ocurre en cuestión de unos pocos días.

¿La Toscana fue violentamente azotada por el cólera en aquella época?

Sí, la epidemia de cólera de 1855 provocó 27.396 muertes en la Toscana.

¿Los cadáveres fueron espolvoreados con cal?

La cal fue utilizada probablemente para prevenir la propagación de la enfermedad, pero se requiere más investigación histórica para confirmar este supuesto. Esperamos que los revestimientos de cal hallan conservado el antiguo ADN típico de la bacteria del cólera (Vibrio cholerae). Otro ADN, asociado a los humanos, se ha conservado en el relleno de las tumbas, por lo que nos invita al optimismo acerca de la recuperación del ADN de la bacteria.

¿Qué más están investigando?

En el laboratorio del doctor Hendrik Poinar, de la Universidad McMaster (Canadá), se están investigando muestras del suelo y dientes. Continuaremos recogiendo muestras adecuadas cuando prosigan las excavaciones durante el verano. Por otro lado, estamos dirigiendo otras investigaciones sobre los restos humanos, incluyendo la búsqueda de enfermedades que afectan a los huesos y a los dientes: aquellas relacionadas con una salud bucal pobre como la caries dental y la gingivitis; o enfermedades infecciosas como las infecciones óseas relacionadas con la tuberculosis.