Grecia

La bahía de Modona encierra todo el pasado de Grecia

Si uno quiere huir de la tierra sin ahogarse en el mar debe ir a Modona, una hermosa bahía al suroeste del Peloponeso

1 / 9

1 / 9

Modona

Modona

Exploración por la bahía de Modona en un fueraborda. Se puede ver el antiguo espigón sumergido.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

2 / 9

Modona

Modona

El espigón sumergido del antiguo puerto de Modona.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

3 / 9

Modona

Modona

El sónar escanea el espigón sumergido del antiguo puerto.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

4 / 9

Modona

Modona

Ruinas del asentamiento prehistórico.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

5 / 9

Modona

Modona

Cargamento sumergido formado por sarcófagos del siglo III d.C.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

6 / 9

Modona

Modona

Cargamento sumergido formado por columnas de granito rojizo.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

7 / 9

Modona

Modona

Cañón sobre los restos de un naufragio.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

8 / 9

Modona

Modona

Timón de un barco sumergido.

Foto: Hellenic Ministry of Culture and Sports / Ephorate of Underwater Antiquities in the frame of the Evolved GE.N.ESIS project

9 / 9

Modona

Modona

La fortificación de Modona y, en la zona coloreada, el antiguo puerto y el espigón sumergido.

Foto: Kongsberg / Evolved GE.N.ESIS project

4 de enero de 2016

La hermosa bahía de Modona (Methoni), al suroeste de la península del Peloponeso, encierra todo el pasado de Grecia: la prehistoria y la historia, tanto la antigua como la reciente. Una historia acallada por el murmullo de las olas y desgastada por el viento, pero que sigue ahí. Si uno quiere huir de la tierra sin ahogarse en el mar debe ir a Modona. Una pasarela de piedra conduce a una torre octogonal que parece flotar en el mar. Desde la fortificación de piedra se divisa la bahía de Modona, un puerto natural excelente, utilizado desde tiempos muy remotos. Las ruinas más antiguas permanecen sumergidas, probablemente debido a los terremotos que devastaron la zona.

El pasado verano, un equipo de investigadores realizó un estudio geofísico marino que sacó a la luz "importantes antigüedades subacuáticas", según informó en noviembre la empresa noruega Kongsberg Maritime, que participa en el proyecto junto con el Laboratorio de Geología Marina y Oceanografía Física de la Universidad de Patras y el Eforato de Antigüedades Subacuáticas de Grecia. "Se han creado mapas en 2D y en 3D que muestran un cierto número de barcos naufragados, el muelle y el puerto de la antigua ciudad y las ruinas de un asentamiento prehistórico sumergido", añade el comunicado de Kongsberg.

El asentamiento prehistórico se remonta a mediados de la Edad del Bronce, alrededor del año 1700 a.C. Bajo el mar se han detectado muros con una altura de seis bloques de piedra y numerosos entierros, entre ellos infantiles. Este enclave tan resguardado fue utilizado como puerto por griegos, romanos, bizantinos, venecianos y otomanos. En los últimos años se han hallado tres barcos naufragados, además de cañones, munición, lastre y un timón. "No hay información histórica sobre estos tres barcos. Sí que existen documentos sobre una flota de al menos diez barcos turcos y egipcios que en 1825 fueron atacados por unos brulotes comandados por el héroe griego Miaoulis, durante la Guerra de Independencia de Grecia", explica Panos Gionis, uno de los responsables del proyecto, a Historia National Geographic. "Algunas de las ruinas sumergidas podrían corresponder a estos barcos", añade.

A una milla de Modona, al norte de la isla Sapienza, se encuentran sumergidos los respectivos cargamentos de dos barcos. Uno está formado por columnas de granito rojizo, que aparecen diseminadas por el fondo marino. Formaban parte de un edificio de 16 columnas que se derrumbó y por algún extraño motivo fueron transportadas en un barco que naufragó. El otro cargamento, a unos 15 metros de profundidad, está formado por varios sarcófagos con sus respectivas tapas, excepto uno que carece de ella. El naufragio ha sido fechado en el siglo III d.C. El mar que rodea el puerto de Modona se ha tragado reliquias de todas las épocas. Ahora están saliendo a la luz.