Juliano el Apóstata

El último emperador pagano de la Antigüedad quiso emular a Alejandro Magno, pero falleció prematuramente durante la campaña contra el Imperio parto, en la antigua Mesopotamia

Juliano el Apóstata

Juliano el Apóstata

© CM DIXON / GTRES

26 de junio de 2013

El 26 de junio del año 363 fue herido de muerte el emperador romano Juliano el Apóstata, el último emperador pagano, llamado «apóstata» por los cristianos por haber renegado del cristianismo y haberse convertido al paganismo, influido por la filosofía neoplatónica, el ocultismo y los autores antiguos.

Flavio Claudio Juliano nació en Constantinopla, actual Estambul, en 331, es decir, 18 años después del edicto que promulgó Constantino, de quien era sobrino, y que abrió el camino al triunfo del cristianismo en el Imperio romano. La muerte de Constantino, en 337, cuando Juliano tenía seis años de edad, originó una serie de luchas de poder entre los tres hijos del difunto emperador que provocaron la muerte de la mayor parte de su familia. Juliano siempre consideró a Constancio II, quien reinó en solitario, el autor de esta matanza.

David y Salomón, los reyes de la polémica

Más información

David y Salomón, los reyes de la polémica

El joven Juliano recibió una educación cristiana, pero descubrió el esplendor de las letras griegas y se sintió totalmente fascinado por los cultos mistéricos y el paganismo, aunque mantuvo en secreto su conversión. Admiraba a Alejandro Magno y se creía a sí mismo una reencarnación del gran conquistador macedonio. En la Galia derrotó a la tribu germana de los alamanes contra todo pronóstico y posteriormente fue proclamado Augusto por sus tropas.

Tras la muerte de Constancio, en 361, entró triunfalmente como emperador en Constantinopla, aunque su atuendo y aspecto coincidían más bien con la austeridad propia de un filósofo. Su edicto del 17 de junio de 362 impedía el acceso de los cristianos a la enseñanza de las letras clásicas. También apoyó a los judíos, enemigos de los cristianos, promoviendo su culto y la reconstrucción del templo de Salomón en Jerusalén, aunque resultó infructuosa.

Los partos, el gran Imperio de Oriente

Más información

Los partos, el gran Imperio de Oriente

La muerte de Juliano el Apóstata fue prematura, cuando tenía poco más de 30 años de edad, durante la campaña contra el Imperio parto, que concebía como una reedición de la guerra de Troya y de las expediciones de Alejandro Magno. Falleció en la antigua Mesopotamia, actualmente Irak, herido por una lanza que habría sido arrojada por un soldado persa de las tropas del rey Sapor II. Sus restos fueron sepultados en Tarso, en la actual Turquía.