Investigan uno de los barcos más antiguos del Mediterráneo

El pecio de la bahía de Hisaronu, hallado en 2014 al suroeste de Turquía, data de la primera mitad del segundo milenio a.C.

1 / 3

1 / 3

Vasijas de la Edad del Bronce

Vasijas de la Edad del Bronce

Un arqueólogo subacuático examina una vasija de la Edad del Bronce en el sitio arqueológico de la bahía de Hisaronu, al suroeste de Turquía.

Foto: Harun Ozdas

2 / 3

Pecio de la Edad del Bronce

Pecio de la Edad del Bronce

Restos de un naufragio de la Edad del Bronce, localizado en la bahía de Hisaronu.

Foto: Harun Ozdas

3 / 3

Extracción de piezas

Extracción de piezas

Los arqueólogos extraen las piezas del pecio para su posterior estudio en el laboratorio.

Foto: Harun Ozdas

3 de febrero de 2016

Un equipo de arqueólogos del Instituto de Ciencias del Mar y Tecnología de la Universidad Dokuz Eylul está investigando un pecio de la Edad del Bronce, de la primera mitad del segundo milenio a.C., descubierto en 2014 en la bahía de Hisaronu, en la costa egea de Turquía y al noreste de la isla de Creta. "Los estudios iniciales sugieren que se trata de un barco mercante que chocó en la costa rocosa mientras navegaba entre la costa de Anatolia y las islas del Egeo", explica Harun Ozdas, el director de las excavaciones, a Historia National Geographic.

Los hallazgos de las primeras excavaciones, realizadas en 2015 y dirigidas por el Museo de Marmaris, "presentan grandes paralelismos con el contexto minóico del Palacio de Cnosos". El pecio de la bahía de Hisaronu es uno de los más antiguos que se han hallado en el Mediterráneo y se remonta a una época en que la civilización minóica controlaba las principales rutas marítimas del Mediterráneo oriental. "El sitio arqueológico representa, por tanto, una de las primeras evidencias de actividades marítimas en el mar Egeo", añade Ozdas.

Los arqueólogos están examinando las piezas extraídas para determinar la procedencia de la nave, además del origen y destino de la desafortunada travesía. "Sobre todo hemos encontrado cerámica: varios jarros, cántaros y ánforas. También hemos recuperado algunos objetos pertenecientes al aparejo y restos orgánicos como conchas de ostras de la misma época del naufragio", detalla Ozdas. La segunda temporada de excavaciones se llevará a cabo en julio y agosto de 2016.