Howard Carter, los orígenes de un arqueólogo

El arqueólogo y egiptólogo más célebre de todos los tiempos nació en Londres, se crió en un pueblo al este de Inglaterra y a los 17 años de edad fue enviado a Egipto

1 / 12

1 / 12

Howard Carter

Howard Carter

El egiptólogo Howard Carter (1874-1939) en una fotografía tomada en noviembre de 1934 en El Cairo.

© AP PHOTO / GTRES

2 / 12

Entrada a la cámara de Tutankhamón . Entrada a la cámara de Tutankamón

Entrada a la cámara de Tutankamón

El 4 de noviembre de 1922, la tumba de Tutankamón fue descubierta cerca de la ciudad de Luxor. El lugar fue considerado un de los poco lugares que había permanecido prácticamente intacto ante la actividad de los ladrones de tumba.

Foto: AP / DADP

3 / 12

Lúxor, Egipto

Lúxor, Egipto

Fotografía no fechada en la que aparece del arqueólogo y egiptólogo inglés Howard Carter, de pie con las manos detrás de su espalda izquierda, observando como es levantada la cubierta de la entrada a la tumba de Tutankamón, en Luxor, Egipto.

Foto: AP

4 / 12

Desenterarando a un faraón

Desenterarando a un faraón

Fotografía del momento en que fue reabierta la cámara de Tutankamón, en Luxor, Egipto

Foto: AP

5 / 12

Tutankhamón. La entrada a la tumba

La entrada a la tumba

Entrada excavada en la pared del Anexo. 

© JOAN-CARLES ALAY

6 / 12

Apertura de la tumba

Apertura de la tumba

Fotografía del momento en que Howard Carter abrió la capilla funeraria donde se encontraba la momia de Tutankhamón

Foto: The New York Times

7 / 12

«Tutankhamón. Historia de un descubrimiento». «Tutankamón. Historia de un descubrimiento»

«Tutankamón. Historia de un descubrimiento»

Fotografía de Harry Burton en la que Howard Carter inspecciona el sarcófago de Tutankhamón.

© GRIFFITH INSTITUTE / UNIVERSITY OF OXFORD / MUSEU EGIPCI DE BARCELONA

8 / 12

«Descubriendo a Tutankhamón». «Descubriendo a Tutankamón»

«Descubriendo a Tutankamón»

El sarcófago de Tutankamón fotografiado por Harry Burton en 1922.

© GRIFFITH INSTITUTE, UNIVERSITY OF OXFORD / ASHMOLEAN

9 / 12

«Tutankhamón. Historia de un descubrimiento». Tutankhamón. Máscara funeraria

Tutankhamón. Máscara funeraria

La máscara funeraria de Tutankamón en el momento de su descubrimiento.

© GRIFFITH INSTITUTE / UNIVERSITY OF OXFORD / MUSEU EGIPCI DE BARCELONA

10 / 12

Los primeros secretos

Los primeros secretos

Howard Carter examinando la tumba de Tutankamón. Fotografía tomada por Harry Burton, 1924.

11 / 12

"El descubrimiento del Rey Tut"

"El descubrimiento del Rey Tut"

Fotografía coloreada tomada por Harry Burton en noviembre de 1923 en la aparece Howard Carter, Arthur Callender y uno de sus ayudantes egipcios. 

Foto: Griffith Institute, University of Oxford, colourised by Dynamichrome

12 / 12

La marcha fúnebre

La marcha fúnebre

El ataúd de oro y la máscara dorada de Tutankamón llegaron a El Cairo, Egipto, tras haber sido encontrados en la tumba de Seti II y transportados al Museo Egipcio de Antigüedades de El Cairo en la década de 1920. La procesión fue escoltada por siete guardias armados, Howard Carter y el señor Lucas lo acompañaron. El valor intrínseco del oro del ataúd, de la tapa y de la máscara fue estimado por Carter en 40.000 libras. El tesoro ha permaneció inalterado por más de 35.000 años en la tumba del faraón más famoso de la historia.

Foto: AP

9 de mayo de 2014

Howard Carter nació el 9 de mayo de 1874 en Rich Terrace 10, en una de las diez casas edificadas en 1833 en una zona denominada hoy Richmond Mansions, en Old Brompton Road, en el barrio de Kensington, en Londres. Su padre, Samuel John Carter, fue un reputado artista especializado en la representación de animales, y su madre, Martha Joyce Sands, fue la hija de un constructor de Swaffham.

Colorean las fotografías del hallazgo de la tumba de Tutankamón

Más información

Colorean las fotografías del hallazgo de la tumba de Tutankamón

Howard Carter creció en esta apacible localidad situada al este de Inglaterra, de donde sus padres eran oriundos. Swaffham y sus alrededores, sus asociaciones familiares y su arte se convirtieron en influencias poderosas en el desarrollo del joven que partió a Egipto a finales de su adolescencia y que finalmente realizó el descubrimiento arqueológico más espectacular de los tiempos modernos, relata el egiptólogo T.G.H. James en una biografía sobre Howard Carter.

Diestro dibujante

Howard Carter fue el menor de una familia de once hermanos y hermanas. Durante su adolescencia se interesó por el Antiguo Egipto y destacó por su destreza en el dibujo, pero no parecía dispuesto a seguir la carrera de su padre. Para ganarme la vida comencé a pintar, con acuarelas y tizas de colores, loros domésticos, gatos y perros falderos mordedores y malolientes. Siempre fui un gran amante de los pájaros y los animales -de hecho me crié con ellos-, pero odiaba ese tipo de perros falderos, cuenta Howard Carter en uno de sus diarios.

El tesoro de Tutankamón: la vida del rey en el Más Allá

Más información

El tesoro de Tutankamón: la vida del rey en el Más Allá

En 1891, a la edad de 17 años, fue enviado a Egipto por parte de la Egypt Exploration Fund con el propósito de copiar los jeroglíficos y las decoraciones de un grupo de tumbas del Imperio Medio en el sitio arqueológico de Beni Hasan. Carter aprendió gradualmente la profesión de arqueólogo y vivió su apogeo en 1922 con el descubrimiento de la tumba de Tutankamón.