Malta

Hallan uno de los pecios más antiguos del Mediterráneo

Los restos sumergidos, que han sido localizados frente a la costa de Gozo, aportarán información sobre las actividades comerciales de los fenicios

1 / 4

1 / 4

Proyecto Groplan

Proyecto Groplan

Parte del cargamento del barco fenicio, de unos 2.700 años de antigüedad.

© TIMMY GAMBIN / GROPLAN PROJECT

2 / 4

Proyecto Groplan

Proyecto Groplan

Los recipientes sumergidos en el mar están muy bien conservados.

© TIMMY GAMBIN / GROPLAN PROJECT

3 / 4

Proyecto Groplan

Proyecto Groplan

Los arqueólogos están tomando miles de fotografías para crear un modelo en 3D en alta resolución del yacimiento arqueológico.

© TIMMY GAMBIN / GROPLAN PROJECT

4 / 4

Proyecto Groplan

Proyecto Groplan

La ubicación de los restos hallados se mantiene en secreto para evitar posibles expolios. 

© TIMMY GAMBIN / GROPLAN PROJECT

Los restos sumergidos, que han sido localizados frente a la costa de Gozo, aportarán información sobre las actividades comerciales de los fenicios

A finales de agosto, las autoridades maltesas anunciaron el hallazgo de un pecio de época fenicia, datado en el año 700 a.C., localizado a menos de dos kilómetros de la costa de Gozo y a una profundidad de 120 metros, aunque su ubicación exacta se mantiene en secreto, según explica Timmy Gambin, codirector del proyecto arqueológico, a Historia National Geographic. Los restos del casco de madera aún no han sido hallados, pero casi seguro que están enterrados bajo los sedimentos. En cambio, sí que ha aparecido el cargamento o parte de él, formado por siete tipos diferentes de recipientes, entre ellos tinajas y ánforas para almacenar vino y aceite. También se han encontrado piedras de lava para moler o afilar, que probablemente procedían de Sicilia. 

Diestros navegantes y comerciantes

Los arqueólogos aseguran que los restos sumergidos están muy bien conservados y que se trata de uno de los pecios más antiguos del Mediterráneo central. Los fenicios, diestros navegantes y comerciantes, acostumbraban a hacer escala en Malta durante sus rutas comerciales y gradualmente se fueron instalando en el archipiélago. Los tipos de ánforas que transportaba el barco son propios de las fases más tempranas de ocupación de la isla por parte de los fenicios, afirma Gambin, de la Universidad de Malta. El propósito de los arqueólogos consiste en obtener toda la información posible para desarrollar un proyecto de fotogrametría subacuática, es decir, para crear un modelo en 3D en alta resolución del yacimiento arqueológico. El proyecto está siendo financiado, entre otros, por el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS).