Italia

Hallan una tumba etrusca intacta

Un agricultor topa con una tumba etrusca de finales del siglo IV a.C. que contenía dos sarcófagos espléndidos y otros objetos

1 / 5

1 / 5

Tumba etrusca

Tumba etrusca

Uno de los sarcófagos parcialmente excavado.

Foto: Soprintendenza Archeologia dell'Umbria

2 / 5

Tumba etrusca

Tumba etrusca

El hipogeo tiene planta rectangular y ocupa unos cinco metros cuadrados.

Foto: Soprintendenza Archeologia dell'Umbria

3 / 5

Tumba etrusca

Tumba etrusca

Sarcófago que representa a uno de los difuntos.

Foto: Soprintendenza Archeologia dell'Umbria

4 / 5

Tumba etrusca

Tumba etrusca

Sarcófago que representa a uno de los difuntos.

Foto: Soprintendenza Archeologia dell'Umbria

5 / 5

Tumba etrusca

Tumba etrusca

Ánfora ovoide hallada en la tumba.

Foto: Soprintendenza Archeologia dell'Umbria

Un agricultor topa con una tumba etrusca de finales del siglo IV a.C. que contenía dos sarcófagos espléndidos y otros objetos

A finales de octubre, un agricultor que estaba arando un terreno cerca de Città della Pieve, en la provincia de Perugia, se topó con una tumba etrusca intacta de finales del siglo IV a.C., que contenía dos sarcófagos espléndidos y unas urnas funerarias perfectamente conservadas. El pasado 28 de noviembre se retiró el último sarcófago de la cámara funeraria, según informa la Superintendencia Arqueología de Umbría en un comunicado. Un paso subterráneo de unos doce metros de longitud conducía al hipogeo, excavado en el terreno y sellado con una puerta de piedra de dos hojas.

Un realismo casi grotesco

La cámara funeraria ocupaba unos cinco metros cuadrados y estaba parcialmente cubierta de tierra. En los sarcófagos aparecen talladas dos figuras masculinas, supuestamente los difuntos, cuyo aspecto resulta chocante. Difícilmente encarnan un ideal de belleza. Más bien fueron retratados con un realismo casi grotesco: el vientre abultado, el rostro redondo y una calvicie avanzada en uno de ellos. "La cabeza, realizada con la intención de expresar los rasgos anatómicos de forma precisa, presenta restos de colores y las pupilas dibujadas", explica el comunicado. Uno de los sarcófagos conserva la inscripción "Laris", que ha sido relacionada con el nombre o apellido de uno de los difuntos. Los arqueólogos también han recuperado urnas y vasos cerámicos, además de fragmentos de un estrigilo (una rascadera de metal para limpiarse el cuerpo) y un ánfora ovoide.