Egipto

Hallan una tumba casi intacta del período predinástico

Ha sido descubierta en la antigua Hieracómpolis, en el Alto Egipto, y contenía los restos momificados de un individuo que murió entre los 17 y 20 años de edad

1 / 5

1 / 5

Expedición Hieracómpolis

Expedición Hieracómpolis

El sitio arqueológico Kom el-Ahmar, conocido por su nombre griego como Hieracómpolis. 

© HIERAKONPOLIS EXPEDITION

2 / 5

Expedici��n Hieracómpolis

Expedición Hieracómpolis

Estatuilla de marfil de hipopótamo que representa a un personaje barbado con un falo erecto que podría ser la imagen de un antiguo gobernante o un dios protector.

© HIERAKONPOLIS EXPEDITION

3 / 5

Expedición Hieracómpolis

Expedición Hieracómpolis

Las termitas han deteriorado la superficie de la estatuilla a lo largo de los siglos. 

© HIERAKONPOLIS EXPEDITION

4 / 5

Expedición Hieracómpolis

Expedición Hieracómpolis

La estatuilla fue hallada junto a este recipiente de cerámica en el que aparece representado un león, apenas reconocible porque la tumba sufrió un incendio en tiempos pasados que borró la imagen. 

© HIERAKONPOLIS EXPEDITION

5 / 5

Expedición Hieracómpolis

Expedición Hieracómpolis

Peines de marfil de hipopótamo y otros utensilios hallados en la tumba. 

© HIERAKONPOLIS EXPEDITION

14 de mayo de 2014

Un equipo arqueológico internacional, respaldado por el Museo Británico, ha descubierto una tumba prácticamente intacta del período predinástico en el sitio de Kom el-Ahmar, conocido por su nombre griego como Hieracómpolis, donde fue descubierta a finales del siglo XIX la Paleta de Narmer, atribuida al primer faraón del Antiguo Egipto, que contiene algunas de las inscripciones jeroglíficas más antiguas de la historia. La tumba recientemente hallada data alrededor del año 3700 a.C., más de 500 años antes que la Paleta de Narmer, según un comunicado de la Expedición Hieracómpolis, dirigida por la egiptóloga norteamericana Renée Friedman.

Una estatuilla de un personaje barbado

La tumba contenía los restos momificados de su propietario, quien falleció entre los 17 y 20 años de edad, pero sus despojos se hallaban desperdigados y en mal estado como consecuencia de un acto de agresión que debió producirse en tiempos predinásticos. Su ajuar funerario está compuesto por una estatuilla de marfil de hipopótamo que mide 32 centímetros y que representa a un personaje barbado con un falo erecto que podría ser la imagen de un antiguo gobernante o un dios protector. También han aparecido diez peines de marfil y numerosas herramientas y armas. Este hallazgo aportará información muy valiosa sobre los rituales y prácticas funerarias de los tiempos predinásticos.