México

Hallan una ofrenda extraordinaria en Teotihuacán

Consta de miles de piezas y podría ser el augurio de "algo muy importante", quizá "los restos de personajes ligados a la estructura de poder de Teotihuacán"

1 / 8

1 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

El túnel de aproximadamente 120 metros de longitud corre bajo el Templo de la Serpiente Emplumada.

© INAH

2 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Vista del último tramo del túnel. 

© INAH / HÉCTOR MONTAÑO

3 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Cámara principal situada al final del túnel. 

© INAH / HÉCTOR MONTAÑO

4 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Figuras antropomorfas y cuentas halladas en el túnel. 

© INAH / PROYECTO TLALOCAN

5 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Caracola en la que aparece representado un personaje. 

© INAH / HÉCTOR MONTAÑO

6 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Cuchillos de obsidiana que formaban parte de la ofrenda. 

© INAH / HÉCTOR MONTAÑO

7 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Vasija zoomorfa.

© INAH / HÉCTOR MONTAÑO

8 / 8

Teotihuacán

Teotihuacán

Ojos de cristal de roca, posiblemente de una máscara. 

© INAH / HÉCTOR MONTAÑO

30 de octubre de 2014

Europa y América podrían estar cerca de revelar sendos hallazgos arqueológicos de extrema importancia. Mientras en Anfípolis (Grecia) avanzan las excavaciones hacia la cámara funeraria de un personaje de la élite macedonia, en la Ciudadela de Teotihuacán (México) se encuentran a las puertas de hallar las tumbas perdidas de la élite teotihuacana. Los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que desde hace años exploran un túnel de más de 100 metros de longitud bajo el Templo de la Serpiente Emplumada, han llegado hasta el umbral de tres cámaras, donde han hallado una abundante ofrenda, según informó ayer el INAH. Esta ofrenda, compuesta por miles de piezas de gran valor, podría ser el augurio de algo muy importante, quizá los restos de personajes ligados a la estructura de poder de Teotihuacán, sostiene Sergio Gómez Chávez, director del proyecto Tlalocan. Camino bajo la tierra. El túnel, que se encuentra a 18 metros de profundidad, ha sido descrito como un recorrido hacia el inframundo. En este sentido, el trazado de Teotihuacán reflejaba la visión cosmogónica de esta civilización.

Pelo de grandes felinos y esqueletos de escarabajos

En 2003, unas lluvias intensas dejaron al descubierto una oquedad de 83 centímetros en las inmediaciones del Templo de la Serpiente Emplumada. Se trataba en realidad de un tiro o pozo de 15 centímetros de profundidad que conducía a un túnel de aproximadamente 120 metros de longitud que corre bajo el templo. Los propios teotihuacanos clausuraron el paso subterráneo hace 1.800 años. Desde su descubrimiento se han retirado cientos de toneladas de tierra y piedras y se han utilizado robots especialmente diseñados para acceder al interior. La última parte del túnel se tendrá que explorar de forma manual debido a la gran cantidad de humedad que hay en la zona. La ofrenda hallada está compuesta por cuatro esculturas antropomorfas de piedra verde, decenas de grandes caracolas procedentes del golfo de México y del mar Caribe, miles de cuentas de diversos materiales, jade importado de Guatemala, pelotas de hule, huesos y restos de pelo de grandes felinos, esqueletos de escarabajos, discos de pirita y una caja de madera que contenía decenas de conchas trabajadas. Conforme vamos avanzando en el trabajo de exploración, las ofrendas van siendo cada vez más numerosas, ricas y variadas, afirma Gómez Chávez.