Estados Unidos

Hallan un tesoro español en la costa de Florida

Una familia norteamericana, dedicada a la búsqueda de tesoros submarinos, ha descubierto una parte del tesoro que transportaba la flota española de 1715

1 / 3

1 / 3

Tesoro español

Tesoro español

Brent Brisben muestra una moneda de oro acuñada en 1715 por Felipe V.

© FOTO: SAM WOLFE / THE PRESS-JOURNAL VIA AP / GTRES

2 / 3

Tesoro español

Tesoro español

El tesoro recuperado incluye 51 monedas de oro, cadenillas  de oro que suman más de diez metros de longitud y un real acuñado en 1715 con la efigie de Felipe V.

© FOTO: SAM WOLFE / THE PRESS-JOURNAL VIA AP / GTRES

3 / 3

Tesoro español

Tesoro español

La familia Schmitt durante la presentación del hallazgo, el martes 28 de julio.

© FOTO: SAM WOLFE / THE PRESS-JOURNAL VIA AP / GTRES

29 de julio de 2015

El detector de metales sumergible emitió una señal, pero en esta ocasión no se trataba de una lata de cerveza ni de un plomo de pesca enterrado en el fondo marino. El pasado 17 de junio, Eric Schmitt, uno de los miembros de la familia Schmitt, dedicada a la búsqueda de tesoros submarinos, halló varias piezas de oro a casi cinco metros de profundidad, frente a Fort Pierce, en Florida. El tesoro recuperado incluye 51 monedas de oro, una cadenilla de oro de más de diez metros de longitud y un real acuñado en 1715 con la efigie de Felipe V, una moneda poco frecuente que, por sí sola, ya puede valer unos 500.000 dólares, según anunció Brent Brisben el pasado martes, durante una rueda de prensa en Sebastian (Florida). Brisbane es el cofundador de la compañía 1715 Fleet-Queen Jewels LLC, poseedora de los derechos de excavación en el lugar del naufragio. Al estado de Florida le corresponde el 20 por ciento del material hallado; el resto a repartir entre la compañía de Brisben y la familia Schmitt.

Una familia afortunada

El tesoro hispánico fue hallado la mañana del 17 de junio, pero ha sido anunciado un mes después, tratando de coincidir con una efeméride que redondea el hallazgo. La flota española de 1715, formada por una docena de naves cargadas de oro, partió de La Habana a finales de julio de 1715, es decir, hace 300 años. La tripulación se encontró un mar sereno cuando zarpó con rumbo a España, pero frente la costa de Florida fue sorprendida por un terrible huracán que hundió casi toda la flota y causó numerosas víctimas. La prensa norteamericana ha destacado la buena suerte de la familia Schmitt, que en los últimos cuatro veranos ha hallado oro a bordo del Aarrr Booty. "Todo esto es asombroso y es el motivo por el que te dedicas a ello", ha expresado Eric Schmitt. "La cantidad de trabajo duro que te rodea es indescriptible. Hay averías, problemas relacionados con el barco y la tripulación... Una vez superado esto, todo resulta mejor", ha añadido.