Hallan un antiguo cuartel romano durante las obras de ampliación del metro de Roma

En la futura estación de Amba Aradam, en el centro histórico de Roma, han aparecido más de treinta habitaciones con pinturas murales y mosaicos

La construcción de la línea C del metro de Roma, que atraviesa el centro histórico, ha proporcionado un hallazgo sensacional: durante los trabajos de excavación en la futura estación de Amba Aradam han aparecido los restos de un antiguo cuartel romano de la primera mitad del siglo II d.C., de época adrianea, según explica la Superintendencia Arqueológica de Roma en un comunicado. "Es uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de Roma en los últimos años: más de treinta habitaciones articuladas a lo largo de un pasillo y decoradas con pinturas murales y mosaicos", destaca el comunicado.

Es de uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de Roma en los últimos años

Un arqueólogo municipal descubrió un brazalete de bronce mientras a pocos metros se llevaba a cabo el vertido de hormigón. "Los restos del cuartel romano han surgido a nueve metros por debajo del nivel actual de la calle, una profundidad en la que es prácticamente imposible prever estructuras antiguas con los instrumentos actuales", dice Rossella Rea, la arqueóloga responsable. Los barracones fueron abandonados en el siglo III, cuando se construyeron las murallas aurelianas para defender la ciudad de las invasiones bárbaras, y su recuerdo finalmente se perdió.

A uno de los lados de un corredor de más de cien metros de longitud se abren 39 habitaciones, de las cuales 25, con una amplitud de 16 metros cuadrados, fueron utilizadas como alojamiento de los militares. "Algunos locales conservan pavimentos de mosaico con diseños geométricos y sobre las paredes hay frescos simples", indica Rea. Los arqueólogos también han descubierto trece esqueletos de individuos adultos, una moneda de bronce y el brazalete de bronce. Los hallazgos se mantendrán y se incorporarán a la nueva estación de metro, cuya apertura está prevista para 2020.