Hallan tumbas con carros y esqueletos de caballos en China

Zaoyang

Zaoyang

Un arqueólogo mantiene el grado de humedad en las tumbas de carro halladas en China. 

© NEWS.CN

Las sepulturas, de más de 2.500 años de antigüedad, contenían 28 carros y 49 pares de esqueletos de caballos que pertenecieron a la antigua aristocracia china

Los antiguos aristócratas chinos, al igual que los galos, enterraron sus carros junto a sus caballos como muestra de su prestigio social. "El poderío se medía por el número de carros que uno poseía. Utilizando un vocabulario moderno, los carros representaban una especie de producto de alta tecnología. Sólo podían permitirse tener carros aquellos que poseían un rango elevado", afirma Liu Xu, profesor de la Escuela de Arqueología y Museología de la Universidad de Pekín, según recoge Haaretz. En este artículo Xu hace referencia al hallazgo reciente de 28 carros y 98 esqueletos de caballos, que fueron enterrados de dos en dos, en la actual ciudad de Zaoyang, en el centro de China. Estas sepulturas forman parte de un grupo de al menos treinta tumbas, de diferentes dimensiones, que han sido datadas en el período de las Primaveras y Otoños (770-476 a.C.), una época de revueltas y luchas internas por el poder que sin embargo propició el progreso de la nobleza y el avance tecnológico.

Los caballos fueron sacrificados y después enterrados

"La falta de signos de forcejeo demuestra que los caballos fueron sacrificados y después enterrados, espalda con espalda y tumbados de lado. Esto significa que dos caballos tiraban de un carro", sostiene Huang Wenxin, un investigador del Instituto Arqueológico Provincial de Hubei. "Muchas ruedas fueron extraídas y las partes restantes de los carros fueron depositadas una a una", observa Xu. Se desconoce el motivo por el que fueron enterrados los caballos junto a los carros, pero hay constancia de que en aquellos tiempos se realizaron sacrificios humanos y animales para complacer a los dioses del clima y las estaciones, tan importantes para el sostenimiento de la vida.