Hallan nuevas estructuras y fragmentos cerámicos en el santuario de Apolo en Despotiko

Los arqueólogos han hallado más de 40 lámparas de aceite y numerosos fragmentos cerámicos, algunos con representaciones de los doce trabajos de Heracles

Ver todas las fotos

Alec Forssmann

24 de julio de 2016

La pequeña isla de Despotiko, en el archipiélago de las Cícladas, se encuentra hoy deshabitada, pero su santuario consagrado al dios Apolo antiguamente atrajo a numerosos peregrinos. El santuario de Apolo en Despotiko, excavado a partir de 1997 por Yannis Kouragios, es el segundo más grande de las Cícladas después del santuario de Apolo en Delos. Del 30 de mayo al 8 de julio de 2016 se han desarrollado unas excavaciones arqueológicas en la zona de Mandra, donde se encuentran los restos del santuario, que han proporcionado unos hallazgos muy relevantes, según informó el jueves el Ministerio de Cultura de Grecia.

Hasta la fecha se han excavado quince edificios adyacentes al templo y un hestiatorion, que era una sala para banquetes. El templo o santuario floreció durante los períodos arcaico y clásico, del siglo VII al V a.C. El temenos o espacio reservado para la adoración de los dioses estaba protegido por un recinto amurallado que también protegía los edificios adyacentes y que comunicaba con el puerto. Entre los edificios excavados destacan los restos de una estructura monumental, con cuatro muros de 1,5 metros de grosor, que probablemente funcionó como una cisterna hasta que fue abandonada en el siglo IV a.C.

El santuario de Apolo en Despotiko es el segundo más grande de las Cícladas

Durante las excavaciones arqueológicas se han hallado más de 40 lámparas de aceite; 25 bases de recipientes con el nombre "Apolo" inscrito en ellas; fragmentos de cerámica con representaciones de los doce trabajos de Heracles; fragmentos de cerámica de figuras negras con representaciones de guerreros; restos de cráteras pintadas de rojo con representaciones de Dioniso, los sátiros y las ménades; hebillas de bronce y extremidades inferiores de estatuas de kuros, que representaban varones jóvenes.

Outbrain