Líbano

Hallan el monolito tallado más grande de la Antigüedad

El inmenso bloque de piedra, excavado en la antigua cantera de Baalbek, fue tallado para ser utilizado en un templo romano gigantesco, pero finalmente fue abandonado

1 / 2

1 / 2

Cantera de Baalbek

Cantera de Baalbek

El enorme bloque de piedra ha sido hallado junto a otros monolitos descubiertos años atrás en la cantera de Baalbek.

© J. ABDUL MASSIH / DEUTSCHES ARCHÄOLOGISCHES INSTITUT

2 / 2

Cantera de Baalbek

Cantera de Baalbek

El bloque de piedra caliza pesa unas 1.650 toneladas y mide 19,60 metros de largo, 6 de ancho y, al menos, 5,50 metros de alto.

© J. ABDUL MASSIH / DEUTSCHES ARCHÄOLOGISCHES INSTITUT

El inmenso bloque de piedra, excavado en la antigua cantera de Baalbek, fue tallado para ser utilizado en un templo romano gigantesco, pero finalmente fue abandonado

Un equipo arqueológico germano-libanés ha hallado el bloque de piedra tallada más grande que se conoce de la Antigüedad, en los terrenos que alojaron la cantera de Baalbek, la Heliópolis romana, al oeste del Líbano, según informa el Instituto Arqueológico Alemán en un comunicado reciente. Aunque se desconoce su fecha exacta, probablemente se comenzó a tallar a partir del año 27 a.C., bajo el reinado de Augusto, quien ordenó la ampliación de un santuario prerromano cuya divinidad fue identificada con Júpiter. El inmenso bloque de piedra caliza, y otros hallados en las inmediaciones, fueron creados como base o podio de un templo que alcanzó unas proporciones gigantescas, aunque algunos nunca fueron utilizados y acabaron enterrados con el paso de los siglos. 

No era apto para el transporte

El monolito, que aún no ha sido completamente excavado, pesa unas 1.650 toneladas y mide 19,60 metros de largo, 6 metros de ancho y al menos 5,5 metros de alto. Los arqueólogos creen que fue tallado para ser utilizado en el templo, pero finalmente fue abandonado porque no era apto para el transporte. Probablemente se hubiera agrietado, afirman los investigadores en el comunicado. Justo al lado se encuentran otros dos monolitos que fueron hallados años atrás: la piedra de la mujer embarazada, de unas 1.000 toneladas; y otra que pesa unas 1.240 toneladas. Los arqueólogos tratarán de saber cómo se extraían y transportaban estos bloques descomunales y por qué fueron abandonados.