Perú

Hallan dos fardos funerarios de la cultura wari en Huaca Pucllana

La tumba, descubierta en la cima de la Gran Pirámide de este sitio arqueológico, contenía los restos de un adulto de la élite y un niño

1 / 3

1 / 3

Huaca Pucllana

Huaca Pucllana

La tumba ha sido hallada a unos dos metros de profundidad en una de las plataformas más altas de la Gran Pirámide de Huaca Pucllana. 

© MUSEO DEL SITIO HUACA PUCLLANA

2 / 3

Huaca Pucllana

Huaca Pucllana

Los dos fardos funerarios hallados en la tumba probablemente corresponden a un adulto de la élite de la cultura wari y a un infante que fue ofrecido a éste como parte de una ofrenda. 

© MUSEO DEL SITIO HUACA PUCLLANA

La tumba, descubierta en la cima de la Gran Pirámide de este sitio arqueológico, contenía los restos de un adulto de la élite y un niño

Un equipo de arqueólogos peruanos halló a finales del pasado mes de octubre una tumba prácticamente intacta de la cultura wari en Huaca Pucllana, un antiguo centro ceremonial ubicado en el distrito peruano de Miraflores, en la provincia de Lima, según ha informado Isabel Flores, directora del sitio arqueológico. La tumba, que pertenece a un personaje de la élite y que ha sido datada en el año 1000 d.C., ha sido descubierta a casi dos metros de profundidad en la parte más alta de la Gran Pirámide de Huaca Pucllana, a 22 metros de altura, desde donde se puede contemplar el océano Pacífico. Consta de dos fardos funerarios realizados con soguillas de fibra vegetal: el principal, que debe corresponder a un adulto cuyo sexo aún no ha sido determinado; y otro más pequeño que debe tratarse de un niño que fue ofrendado al primero. La sepultura incluía otras ofrendas como por ejemplo mates o vasijas –destaca una decorada con la figura de estilizada de un felino–, cuyes (conejillos de indias) de gran tamaño, maíz y bolsas que contenían vegetales. Los fardos y su ajuar funerario serán analizados minuciosamente a partir de enero de 2014. 

Un cementerio de la cultura wari

Se trata de la tercera tumba hallada en Huaca Pucllana que no fue destruida por saqueadores de la cultura ychsma (1000-1470), tras el descubrimiento de la Dama de la Máscara y la tumba de una mujer con cuatro niños, ambas en los últimos años. El sitio arqueológico de Huaca Pucllana fue construido por la cultura lima (200-700 d.C.) y funcionó como un templo dedicado a la divinidad femenina del mar y las lagunas. La cerámica correspondiente a este período está decorada con motivos marinos como olas, tiburones o pulpos. El centro ceremonial ya estaba abandonado durante la ocupación de la cultura wari (700-1000), que lo utilizó como un cementerio para la élite, pues al parecer seguía reconociendo su carácter sacro. La cultura ychsma arrasó la mayor parte de las tumbas, que pertenecieron a diferentes personajes y funcionarios de la época: sacerdotes y sacerdotisas, pescadores, tejedoras e infantes de la élite, entre otros.