Zaragoza

Hallan 2 pedestales en la ciudad romana de Los Bañales

Ambos presentan un estado de conservación extraordinario y están dedicados respectivamente al emperador Tiberio y a Lucio César, nieto del emperador Augusto

1 / 3

1 / 3

Los Bañales

Los Bañales

Pedestal dedicado a Tiberio por Quinto Sempronio Vitulo, oficial de caballería, probablemente natural de Los Bañales.

© FUNDACIÓN UNCASTILLO

2 / 3

Los Bañales

Los Bañales

Pedestal dedicado a Lucio César, nieto de Augusto.

© FUNDACIÓN UNCASTILLO

3 / 3

Los Bañales

Los Bañales

Pedestal dedicado a Lucio César.

© FUNDACIÓN UNCASTILLO

13 de junio de 2015

Las excavaciones arqueológicas en la ciudad romana de Los Bañales, en Uncastillo, al norte de la provincia de Zaragoza, han sacado a la luz dos pedestales en un estado de conservación extraordinario, dedicados respectivamente al emperador Tiberio y a Lucio César, nieto del emperador Augusto, según informa la Fundación Uncastillo, que dirige las excavaciones con el beneplácito de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón. Tras el hallazgo de unos fragmentos de mármol en el verano de 2014, que componían los retratos de Germánico y Druso, la presente campaña está siendo igual de fructífera con el descubrimiento de dos pedestales de época imperial, entre los que sólo ha mediado una semana de diferencia. El pedestal dedicado a Tiberio, fechado en el año 31 ó 32 d.C., fue tallado en piedra arenisca de la zona y mide un metro de alto y casi setenta centímetros de fondo. El pedestal dedicado a Lucio César, fechado entre los años 2 a.C. y 14 d.C., también fue trabajado en arenisca y mide más de un metro de altura y más de medio metro de anchura. Ambos pedestales, con unas dimensiones similares, debieron de adornar uno de los laterales del foro romano de Los Bañales, una ciudad cuyo nombre romano se desconoce, pero de su importancia no cabe duda, situada entre Caesaraugusta (Zaragoza) y Pompelo (Pamplona) y dotada de unas termas monumentales y otros edificios único.

Un sentido homenaje de Quinto Sempronio Vitulo

La dedicatoria a Tiberio está formada por ocho líneas de texto perfectamente legibles. "Se trata del más completo homenaje a Tiberio de cuantos se conocen en el Aragón romano y uno de los pocos -apenas una decena larga- que se conocen en la Hispania romana", sostienen los investigadores de la Fundación Uncastillo. "Su hallazgo subraya la importancia de Los Bañales en época imperial, pues hasta ahora sólo se conocían pedestales de este tipo en ciudades como Corduba, Carthago Nova, Castulo o Bilbilis", añaden. El estudio epigráfico, a cargo de Javier Andreu, de la Universidad de Navarra, concluye que se trata de una dedicatoria en la que el emperador Tiberio aparece descrito como hijo de Augusto, nieto de divus Iulius (divino Julio, es decir, Julio César) y hace alusión al quinto consulado de Tiberio y a su trigésimo tercera tribunicia potestas, el poder conferido a los tribunos de la plebe, que se añadió a la titulatura imperial a partir de Augusto.

"Seguramente se trata de un pedestal para una estatua por más que no hayamos conservado su moldura de base ni su cimacio de coronamiento. De todas formas, descartamos que se trate de una estatua ecuestre", explica Javier Andreu a Historia National Geographic. "La dedicatoria fue hecha por Quinto Sempronio Vitulo, hasta ahora un personaje totalmente desconocido, quien fue un oficial de caballería, seguramente natural de Los Bañales, que debió de servir en algún cuerpo militar fuera de Hispania", agrega el historiador. La inscripción del segundo pedestal es mucho más concisa, en apenas dos líneas figura una dedicatoria a Lucio César, proclamado como hijo de Augusto. Lucio César (17 a.C.-2 d.C.) fue hijo de Agripa, el gran general de Augusto, y de Julia, la hija del primer emperador. Tras la muerte de su padre fue adoptado por Augusto como heredero del Imperio junto con su hermano Cayo y los homenajes a ambos proliferaron por doquier, hasta la muerte prematura de Lucio César en el 2 d.C. "El pedestal debió de ser promovido por la ciudad que, en cualquier caso, no hizo constar su nombre en la parte inferior", sentencian los investigadores.