Hallado en Israel un enorme depósito subterráneo de finales de la Edad del Hierro

El depósito subterráneo, de casi 20 metros de largo y más de cuatro metros de profundidad, fue concebido antiguamente para recoger y almacenar el agua de lluvia

1 / 5

1 / 5

depositosubterraneo1. Zona arqueológica

Zona arqueológica

Vista aérea de la zona arqueológica y, al fondo, la ciudad de Rosh Ha-Ayin.

Foto: Yitzhak Marmelstein

2 / 5

depositosubterraneo2. Depósito subterráneo

Depósito subterráneo

Depósito subterráneo excavado a finales del siglo VIII o comienzos del VII a.C.

Foto: Assaf Peretz, IAA

3 / 5

depositosubterraneo3. Escaleras talladas en la roca

Escaleras talladas en la roca

Unas escaleras talladas en la roca conducen al interior del depósito subterráneo.

Foto: Assaf Peretz, IAA

4 / 5

depositosubterraneo4. Grabados en las paredes

Grabados en las paredes

Los arqueólogos han detectado grabados de figuras humanas, cruces y un motivo vegetal que probablemente fueron tallados por transeúntes en una época posterior a la construcción del depósito subterráneo.

Foto: Gilad Itach, IAA

5 / 5

depositosubterraneo5. Una cruz

Una cruz

Grabado en forma de cruz descubierto en una de las paredes del depósito subterráneo.

Foto: Gilad Itach, IAA

El depósito subterráneo, de casi 20 metros de largo y más de cuatro metros de profundidad, fue concebido antiguamente para recoger y almacenar el agua de lluvia

Más información

Hallazgo en Israel: un dolmen con unos misteriosos grabados en su interior

Descubierto un dolmen de 4.000 años de antigüedad en Israel

Un enorme depósito subterráneo, excavado en la roca hace unos 2.700 años, a finales de la Edad del Hierro, ha aparecido recientemente en el emplazamiento de una futura zona residencial, cerca de Rosh Ha-Ayin, al este de Tel Aviv, según acaba de informar la Autoridad de Antigüedades de Israel. "En sus paredes, cerca de la entrada, hemos detectado grabados de figuras humanas, cruces y un motivo vegetal que probablemente fueron tallados por transeúntes en una época posterior. Hemos detectado siete figuras que miden entre 15 y 30 centímetros, la mayoría con los brazos extendidos y unas pocas sosteniendo algún tipo de objeto", dice Gilad Itach, el director de las excavaciones, de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Los arqueólogos han detectado grabados de figuras humanas y cruces en las paredes

El depósito subterráneo, de casi 20 metros de largo y más de cuatro metros de profundidad, fue concebido antiguamente para recoger y almacenar el agua de lluvia. "Con una precipitación anual de 500 milímetros, el enorme depósito seguramente se llenaba fácilmente con las lluvias invernales de la región", comenta Itach. El sistema hídrico fue construido bajo una gran estructura hecha con muros de casi 50 metros de largo, pero este edificio quedó abandonado durante el período persa, mientras que el depósito subterráneo siguió en uso hasta en tiempos modernos. En los últimos años se han descubierto varias alquerías o fincas agrícolas en los alrededores de Rosh Ha-Ayin, probablemente erigidas tras la destrucción del Reino de Israel en el año 720 a.C., cuando el Imperio asirio dominó la región.