Antiguo Egipto

Halladas las tumbas de cuatro nobles egipcios

Arqueólogos del CSIC descubren en la necrópolis de Dra Abu el-Naga las tumbas de importantes personajes de finales de la dinastía XVII

01 como objeto inteligente-1

01 como objeto inteligente-1

18 de junio de 2013

Arqueólogos del Proyecto Djehuty, dirigidos por el investigador del CSIC José Manuel Galán, han sacado a la luz las tumbas de cuatro importantes personajes de la dinastía XVII en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, cerca de Luxor, en el sur de Egipto. Uno de los sepulcros es el de Intefmose, a quien se llama «hijo del rey» y que podría ser hijo de Sobekemsaf, uno de los primeros monarcas de la dinastía XVII. Se trata de una capilla de ladrillos de adobe levantada frente a un pozo de siete metros que conduce a otra cámara funeraria, la del dignatario Ahhotep, donde se han hallado tres estatuillas funerarias (ushebtis). También se ha descubierto el ataúd intacto de un niño y los linos funerarios del príncipe Ahmose Sapair, de finales de la dinastía XVII.

Homenaje de Djehuty

Estos descubrimientos confirman que Dra Abu el-Naga era el cementerio de la familia real de esta dinastía y de los principales miembros de su corte, y arrojan luz sobre los trabajos realizados en los últimos años en las tumbas de los cortesanos Djehuty y Hery, de la dinastía XVIII. Como homenaje a los reyes de la dinastía XVII, que encabezaron la guerra de liberación contra los invasores hicsos, Djehuty decidió construir su tumba en Dra Abu el-Naga, donde éstos estaban enterrados, y no en Deir el-Bahari, cerca del templo funerario de su soberana, la reina Hatshepsut.