Hallada una cabeza de madera que representa a la reina egipcia Anjesenpepi II

La cabeza de Anjesenpepi II, de más de 4.000 años de antigüedad, tiene proporciones casi humanas e incluye una parte del cuello de 30 centímetros de largo

1 / 2

1 / 2

cabezaegipcia1. En mal estado de conservación

En mal estado de conservación

La cabeza de madera de la reina Anjesenpepi II ha sido desenterrada en mal estado de conservación, pero será restaurada.

Foto: Ministry of Antiquities, Egypt

2 / 2

cabezaegipcia2. Proporciones casi humanas

Proporciones casi humanas

La cabeza de Anjesenpepi II tiene proporciones casi humanas y en sus orejas luce unos pendientes de madera.

Foto: Ministry of Antiquities, Egypt

Alec Forssmann

18 de octubre de 2017

Descubierta la parte superior de un obelisco de la reina egipcia Anjesenpepi II

Más información

Descubierta la parte superior de un obelisco del Imperio Antiguo de Egipto

Una cabeza de madera, que probablemente representa a Anjesenpepi II, una de las reinas más importantes de la sexta dinastía de Egipto, ha sido desenterrada en mal estado de conservación en una zona situada al este de su pirámide en la necrópolis de Saqqara, según ha anunciado hoy el Ministerio de Antigüedades de Egipto. Las excavaciones arqueológicas han sido realizadas por un equipo arqueológico suizo y francés de la Universidad de Ginebra; la cabeza se encontraba en un estrato inalterado al este de la pirámide de Anjesenpepi II y cerca de la zona en la que recientemente se ha descubierto un piramidión (la parte más alta de un obelisco) de la reina egipcia.

El gesto de la reina es adusto y en sus orejas luce unos pendientes de madera

La cabeza de Anjesenpepi II, de más de 4.000 años de antigüedad, tiene proporciones casi humanas e incluye una parte del cuello de 30 centímetros de largo; su gesto es adusto y en sus orejas luce unos pendientes de madera. "La zona del hallazgo es prometedora y pronto podría revelar más secretos", ha dicho Mostafa Waziri, el secretario general del Ministerio de Antigüedades. La cabeza de madera será restaurada y, por otro lado, los arqueólogos continuarán con sus excavaciones con el objetivo de descubrir la pirámide satélite de la reina Anjesenpepi II y el resto de su complejo funerario.