Hallada en Turquía una majestuosa estatua (desfigurada) de 3.000 años de antigüedad

La estatua femenina debió de medir unos 4 ó 5 metros de altura y probablemente fue desfigurada de forma intencionada, con fines rituales

Cabeza y busto superior de la estatua

Cabeza y busto superior de la estatua

"Las características sorprendentes de la estatua incluyen un anillo de rizos por debajo de un manto que cubre su cabeza, hombros y espalda", expresa Timothy Harrison, de la Universidad de Toronto, el director del Proyecto Arqueológico de Tayinat.

Foto: Tayinat Archaeological Project, University of Toronto

Alec Forssmann

13 de agosto de 2017

¿Llegaron los hititas a Europa?

Más información

¿Llegaron los hititas a Europa?

Los restos de una majestuosa estatua de basalto de 3.000 años de antigüedad, que representa a una mujer importante de la época, han sido hallados por un equipo de la Universidad de Toronto en el sitio arqueológico de Tayinat, en el sur de Turquía y cerca de la frontera con Siria, a unos 75 kilómetros al oeste de Alepo, según ha anunciado la universidad canadiense. Los arqueólogos han excavado la cabeza y el torso superior de la estatua (el resto del cuerpo no ha sido hallado), que probablemente fue desfigurada de forma intencionada, con fines rituales. El fragmento conservado mide 1,1 metros de largo y la figura completa de la estatua debió de medir unos 4 ó 5 metros de altura.

La estatua ha sido excavada en un complejo monumental de entrada a la ciudadela superior de Kunulua (posteriormente Tayinat), la capital del reino de Patina, un reino neohitita (surgido después de la caída del Imperio hitita) fechado aproximadamente entre el 1000 y el 738 a.C., durante la Edad del Hierro. "La estatua estaba boca abajo en una capa gruesa de trozos de basalto, entre ellos lo que parecen ser fragmentos de sus ojos, nariz y cara, pero también fragmentos de otras esculturas halladas previamente en la misma zona", dice Timothy Harrison, el director del Proyecto Arqueológico de Tayinat. "Las partes de las esculturas monumentales fueron depositadas juntas, lo que sugiere un elaborado proceso de enterramiento o desmantelamiento que formaría parte de una destrucción", señala.

"Es posible que sea una representación de Kubaba, la madre divina de los dioses de la antigua Anatolia", propone Harrison. "Sin embargo hay ciertas sugerencias estilísticas e iconográficas que indican que podría representar una figura humana, posiblemente la mujer del rey Suppiluliuma o, aún más sorprendentemente, una mujer llamada Kupapiyas, quien fue la mujer, o posiblemente la madre, de Taita, la fundadora dinástica de la antigua Tayinat", concluye. El hallazgo pone de relieve la función, mucho más importante de lo que se creía, de la mujer en la vida política y religiosa de aquellas primeras comunidades de la Edad del Hierro.