EFEMÉRIDE

Hace 840 años que comenzó la construcción de la Torre de Pisa

Torre de Pisa

Torre de Pisa

La Torre de Pisa en una fotografía de 1927. 

AP PHOTO / GTRES

Su caprichosa inclinación a punto ha estado de provocar su derrumbe, como ocurrió con la Torre Cívica de Pavía, pero ahora se encuentra a salvo al menos durante 300 años

Ochocientos cuarenta años después y sigue en pie, eludiendo el derrumbe y provocando estupefacción. El 9 de agosto de 1173, la próspera ciudad de Pisa, a la sazón independiente, colocó la primera piedra del campanile o campanario de la catedral de Santa María Asunta, en la piazza dei Miracoli, sin que nadie presagiara que el suelo arenoso e inestable sobre el que se asentaron los cimientos le iba a conferir su caprichosa forma inclinada, célebre en todo el mundo. Pero la Torre de Pisa se resiste a caer y no se desplomará, al menos, durante 300 años, tras ser estabilizada de forma exitosa gracias a un ambicioso proyecto de ingeniería que culminó en 2001 y que corrigió el declive de la misma en medio grado. A comienzos de los años noventa se retiraron las siete campanas, que representan siete notas musicales, y un equipo de alpinistas ancló la torre con cables de acero para contrarrestar su inclinación. La solución definitiva consistió en retirar 38 metros cúbicos de tierra, con lo que la torre recuperó el medio grado indispensable para su consolidación. La Torre Cívica de Pavía, en la Lombardía, no corrió la misma suerte: se derrumbó fortuitamente el 17 de marzo de 1989, provocando cuatro víctimas. Este terrible incidente motivó la recaudación de fondos para salvar la Torre de Pisa. Hoy en día vuelve a estar abierta al público.