Girona

Exhiben los cráneos enclavados de Ullastret

Alrededor de los siglos III y II a.C. fueron exhibidos como trofeos de guerra por parte de los pueblos iberos, pero en esta ocasión se muestran al público como parte de una exposición en el MAC de Ullastret

El Puig de Sant Andreu de Ullastret (Girona) es el yacimiento ibérico más grande de Cataluña. Unas intervenciones arqueológicas realizadas en 2012 revelaron que su extensión es mayor de lo que se creía tradicionalmente. En el tramo de una calle aparecieron quince restos craneales humanos, entre los que había dos cráneos enclavados en un estado de conservación excepcional. Las cabezas atravesadas por clavos son un fenómeno característico de la Edad de Hierro y, en concreto, de la cultura ibérica de los siglos III y II a.C. Las cabezas se separaban del cuerpo de los enemigos vencidos y se exhibían en el poblado, en ocasiones junto con las armas mutiladas, con el fin de ensalzar el poder del vencedor y humillar al vencido. 

Reconstrucción facial de uno de los cráneos

La exposición Las cabezas cortadas de Ullastret. Violencia y ritual en el mundo ibero, en la sede del Museu d'Arqueologia de Catalunya en Ullastret hasta el 31 de mayo de 2015, presenta los primeros resultados de una investigación multidisciplinar sobre estos restos craneales y otros hallados desde 1947. Los quince fragmentos craneales hallados en 2012 aparecieron cerca de la entrada de un gran edificio, en cuya fachada debieron de estar expuestos durante un cierto tiempo, hasta que se desprendieron cuando fue abandonado el asentamiento a comienzos del siglo II a.C. La muestra reúne por primera vez todos los cráneos enclavados enteros de época ibérica hallados en Cataluña, además de fragmentos con marcas infligidas con una espada. Destaca, además, la reconstrucción facial de uno de los cráneos, que ha sido realizada de forma virtual.