Excavan una tumba de carro de época romana en Budapest

El carro de Csillaghegy perteneció a los eraviscos, un pueblo celta que siguió manteniendo sus creencias tras la romanización del territorio

1 / 10

1 / 10

tumbadecarro1. Tumba de carro

Tumba de carro

La tumba de carro fue excavada la pasada primavera en Csillaghegy, un barrio de Budapest situado al norte de la ciudad.

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

2 / 10

tumbadecarro2. Hallazgo arqueológico

Hallazgo arqueológico

El hallazgo estaba ubicado en el sitio que ocupaba la antigua ciudad romana de Aquincum, en la frontera noroeste de la provincia romana de Panonia, en Hungría. 

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

3 / 10

tumbadecarro3. Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas

La tumba de carro ha sido excavada conjuntamente por el Museo de Historia de Budapest y el Museo Nacional Húngaro.

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

4 / 10

tumbadecarro4. Figurilla de bronce

Figurilla de bronce

Figurilla de bronce que representa a una criatura de la comitiva de Baco. 

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

5 / 10

tumbadecarro5. Tigre de bronce

Tigre de bronce

Figurilla de bronce que representa a un tigre. 

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

6 / 10

tumbadecarro6. Tigre de bronce

Tigre de bronce

Vista detallada del tigre de bronce. 

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

7 / 10

tumbadecarro7. Restauración

Restauración

Restauración de una de las figurillas de bronce. 

Foto: Szilagyi Nora / Aquincumi Múzeum

8 / 10

tumbadecarro8. Figurillas restauradas

Figurillas restauradas

Las figurillas restauradas se exhiben en el Museo Aquincum de Budapest.

Foto: Zsolt Szigetvary/MTI via AP / Gtres

9 / 10

tumbadecarro9. Figurilla de bronce

Figurilla de bronce

El carro de Csillaghegy estaba ricamente decorado con figurillas de bronce como esta. 

Foto: Zsolt Szigetvary/MTI via AP / Gtres

10 / 10

tumbadecarro10. Figurilla de bronce

Figurilla de bronce

Criatura perteneciente a la comitiva del dios Baco. 

Foto: Zsolt Szigetvary/MTI via AP / Gtres

El carro de Csillaghegy perteneció a los eraviscos, un pueblo celta que siguió manteniendo sus creencias tras la romanización del territorio

Más información

Hallazgos asombrosos: esqueletos medievales y una tumba celta

Hallazgos asombrosos: esqueletos medievales y una tumba celta

Las magníficas piezas procedentes de una tumba de carro excavada la pasada primavera en Csillaghegy, un barrio de Budapest situado al norte de la ciudad, se exhiben actualmente restauradas en el Museo Aquincum de Budapest, ubicado en el sitio que ocupaba la antigua ciudad romana de Aquincum, en la frontera noroeste de la provincia romana de Panonia, en Hungría. Las tumbas de carro eran un tipo de enterramiento de los pueblos celtas, romanizados en esta parte de Europa a comienzos de la era cristiana.

El carro enterrado con los caballos era necesario para el viaje del difunto al inframundo. El carro de Csillaghegy, ricamente decorado con figurillas mitológicas de bronce y de unos 1.700 años de antigüedad, perteneció a los eraviscos, un pueblo celta que siguió manteniendo sus creencias tras la romanización del territorio. Las figurillas, relacionadas con la comitiva del dios Baco, han sido excavadas conjuntamente por el Museo de Historia de Budapest y el Museo Nacional Húngaro.