Excavan una antigua estatua junto a los templos de Angkor

La estatua, de finales del siglo XII o comienzos del XIII, ejercía de guardián simbólico a la entrada de un antiguo hospital de la zona de Angkor

1 / 4

1 / 4

angkor1. Estatua mutilada

Estatua mutilada

La estatua estaba enterrada a unos 40 centímetros de profundidad y se encontraba mutilada de brazos y piernas.

Foto: Apsara Authority

2 / 4

angkor2. Guardián del hospital

Guardián del hospital

La estatua probablemente estaba situada a la entrada de un antiguo hospital, como un guardián del edificio.

Foto: Apsara Authority

3 / 4

angkor3. Estatua monumental

Estatua monumental

La estatua mide 1,90 metros de altura y 0,58 metros de anchura.

Foto: Apsara Authority

4 / 4

angkor4. Hallazgo relevante

Hallazgo relevante

Se trata de una de las estatuas más grandes que se han descubierto en los últimos años en la zona de Angkor.

Foto: Apsara Authority

Alec Forssmann

1 de agosto de 2017

La ciudad sagrada de Angkor: el colapso de una civilización milenaria

Más información

La ciudad sagrada de Angkor: el colapso de una civilización milenaria

Una gran estatua de 1,90 metros de altura ha sido excavada al norte de Angkor Thom, en uno de los sitios arqueológicos de Angkor, en Camboya, según anunció ayer APSARA, la autoridad administrativa del Parque Arqueológico de Angkor. La estatua, fechada a finales del siglo XII o comienzos del XIII, estaría relacionada con uno de los antiguos hospitales de la zona de Angkor: situada a la entrada como un guardián del edificio.

La estatua estaba enterrada a unos 40 centímetros de profundidad y se encontraba mutilada de brazos y piernas, pero el cuerpo y la cabeza conservan sus magníficas tallas. La figura data del reinado de Jayavarman VII, quien emprendió la construcción de la ciudadela Angkor Thom, la gran capital del Imperio jemer. Se trata de una de las estatuas más grandes que se han descubierto en los últimos años en la zona de Angkor. A finales de 2011, los arqueólogos que excavan el complejo de templos desenterraron las dos estatuas budistas más grandes en ocho décadas.