Excavado un asentamiento de unos 15.000 años de antigüedad en la costa norte de Perú

Algunos de los primeros pobladores del continente americano se establecieron tranquilamente en el norte de Perú en un período de frecuentes migraciones a lo largo de la costa

1 / 4

1 / 4

huacaprieta1. Tejido de junco

Tejido de junco

Trozo de tejido de junco de 10.500 años de antigüedad.

Foto: Tom Dillehay

2 / 4

huacaprieta2. Huaca Prieta

Huaca Prieta

Montículo del sitio arqueológico Huaca Prieta, en la costa norte de Perú.

Foto: Tom Dillehay

3 / 4

huacaprieta3. Excavación profunda

Excavación profunda

Excavación profunda en el montículo de Huaca Prieta.

Foto: Tom Dillehay

4 / 4

huacaprieta4. Utensilios de piedra

Utensilios de piedra

Utensilios de piedra de algunos de los primeros pobladores del continente americano.

Foto: Tom Dillehay

Algunos de los primeros pobladores del continente americano se establecieron tranquilamente en el norte de Perú en un período de frecuentes migraciones a lo largo de la costa

Más información

Descubren la tumba intacta de una mujer de la élite de Caral

Tumba intacta en la Huaca de los Ídolos

Utensilios de piedra, restos de plantas y de animales marinos como el pescado o los leones marinos y trozos de tejido de junco que se han conservado durante miles de años gracias al clima árido de la costa norte de Perú. Las últimas excavaciones realizadas por un equipo arqueológico de la Universidad Vanderbilt (Estados Unidos) en Huaca Prieta y en Paredones, en la Terraza Sangamon, revelan las costumbres de algunos de los primeros humanos que poblaron el continente americano. Los hallazgos, de al menos 15.000 años de antigüedad, indican que los primeros pobladores de finales de la Edad de Hielo y comienzos del Holoceno se establecieron tranquilamente en la zona durante miles de años, a pesar de vivir en un período de frecuentes migraciones.

El equipo arqueológico de Tom Dillehay ha descubierto "un ejemplo de un grupo de gente que no se limitó a moverse rápidamente a lo largo de la costa, sino que se asentó durante un buen tiempo". Y su dieta era rica y variada: pescado, marisco, aves marinas, leones marinos, aguacates, chiles, frijoles... ". La información que hemos recogido indica que estas personas conocían profundamente los diferentes entornos de la zona y eso lleva tiempo, experimentación y conocimiento", dice Dillehay. "Lo sorprendente es que ese estilo de vida aún existe hoy en día. Todavía hay pescadores que trabajan en la orilla y en los humedales y que utilizan tecnologías muy similares como por ejemplo tallar un guijarro para raspar las escamas del pescado", añade el arqueólogo y antropólogo norteamericano.