Descubierta por casualidad una gran villa romana al sur de Inglaterra

Luke Irwin y su mujer decidieron iluminar el viejo granero para que sus hijos pudieran jugar al ping-pong cuando hallaron unos valiosos restos romanos

1 / 6

1 / 6

excavacion. Excavaciones arqueológicas en el jardín

Excavaciones arqueológicas en el jardín

Excavaciones arqueológicas en el jardín de la propiedad de Luke Irwin, en Wiltshire, al sur de Inglaterra.

Foto: Karen Murphy / Halpern

2 / 6

mosaico. Mosaico romano

Mosaico romano

Mosaico romano, de finales del siglo II o comienzos del siglo III d.C., hallado en la propiedad de Luke Irwin.

Foto: Karen Murphy / Halpern

3 / 6

ostra. Manjar de época romana

Manjar de época romana

Concha de una ostra de época romana, transportada desde más de setenta kilómetros de distancia.

Foto: Karen Murphy / Halpern

4 / 6

sarcofago. Sarcófago romano

Sarcófago romano

Sarcófago de piedra de un niño romano reutilizado como maceta para geranios.

Foto: Karen Murphy / Halpern

5 / 6

villaromana. Villa romana de Wiltshire

Villa romana de Wiltshire

Aspecto que debió de tener la villa romana de Wiltshire, con tres plantas y multitud de dependencias.

Foto: Karen Murphy / Halpern

6 / 6

lukeirwin. Luke Irwin

Luke Irwin

Luke Irwin, diseñador dublinés de alfombras artesanales.

Foto: Karen Murphy / Halpern

Luke Irwin y su mujer decidieron iluminar el viejo granero para que sus hijos pudieran jugar al ping-pong cuando hallaron unos valiosos restos romanos

Luke Irwin, un diseñador dublinés de alfombras artesanales, y su mujer decidieron iluminar el viejo granero de su propiedad con luz eléctrica para que sus hijos pudieran jugar al ping-pong. Los electricistas les propusieron instalar un cable exterior desde la casa hasta el granero, situado en el jardín de la propiedad, en Wiltshire, al sur de Inglaterra. Pero Irwin insistió en enterrar el cableado y, al perforar el suelo, los electricistas se toparon con un estrato duro: las piezas de un mosaico.

Inmediatamente Irwin se puso en contacto con el Servicio de Arqueología de Wiltshire y con el organismo público Historic England. Los arqueólogos de Historic England y del Museo de Salisbury realizaron una serie de excavaciones y confirmaron que el mosaico formaba parte de una gran villa romana construida entre los años 175 y 220 d.C., después del reinado de Marco Aurelio, y que fue remodelada en varias ocasiones hasta mediados del siglo IV, según reveló ayer Halpern, una agencia de relaciones públicas.

Los electricistas toparon con un estrato duro al perforar el suelo para instalar el cableado

Los arqueólogos han excavado unas estructuras propias de una vivienda de tres plantas, similares a las de la villa romana de Chedworth, descubierta en 1864, "por lo que debió de pertenecer a una familia de riqueza e importancia extraordinarias", destaca el comunicado de Halpern. Entre los hallazgos hay conchas de ostras consumidas en su día, transportadas desde más de setenta kilómetros de distancia, un pozo romano perfectamente conservado y el sarcófago de piedra de un niño romano que ha sido reutilizado como maceta para geranios.

"El descubrimiento de una villa tan extraordinariamente elaborada y conservada, que no ha sido dañada por la agricultura durante más de 1.500 años, no tiene parangón en los últimos años", expresa David Roberts, un arqueólogo de Historic England. Por otro lado, Luke Irwin ha aprovechado la ocasión para diseñar una espléndida colección de alfombras inspiradas en el mosaico.