Escenas de caza con balsas, marineros y arpones en unas pinturas rupestres del desierto de Atacama

Los antiguos cazadores-recolectores de la costa norte de Chile crearon imágenes de caza de gran dramatismo en las que la presa aparece sobredimensionada

1 / 9
atacama2. Caza de la ballena

1 / 9

Caza de la ballena

Escena hallada en la quebrada de Izcuña que representa la caza de una ballena. La línea recta representa la cuerda del arpón.

Foto: Benjamín Ballester

atacama3. Presa sobredimensionada

2 / 9

Presa sobredimensionada

La presa aparece sobredimensionada en comparación con la balsa y el marinero. El pictograma ha sido hallado en la quebrada de Izcuña.

Foto: Benjamín Ballester

atacama4. Práctica solitaria y especializada

3 / 9

Práctica solitaria y especializada

"La caza se representa como una práctica social individual, solitaria y especializada, dirigida por un grupo selecto de personas", explica Benjamín Ballester.

Foto: Benjamín Ballester

atacama5. Escena de caza

4 / 9

Escena de caza

Escena de caza hallada en la quebrada de Izcuña, en el desierto de Atacama, en la costa norte de Chile.

Foto: Benjamín Ballester

atacama6. Gran dramatismo

5 / 9

Gran dramatismo

Los artistas usaron el color rojo del óxido de hierro para crear escenas de gran dramatismo.

Foto: Benjamín Ballester

atacama7. Numerosas ballenas

6 / 9

Numerosas ballenas

Panel de la quebrada de Izcuña que contiene numerosas ballenas, dos de ellas claramente cazadas.

Foto: Benjamín Ballester

atacama1. Quebrada de Izcuña

7 / 9

Quebrada de Izcuña

Vista general de la cordillera de la costa del desierto de Atacama (izquierda) y de la quebrada de Izcuña (derecha).

Foto: Benjamín Ballester

atacama8. Actividades de caza marina

8 / 9

Actividades de caza marina

Restos arqueológicos relacionados con las actividades de caza marina. A–B: arpones completos; C–D: lineas de arpón enrolladas del sitio de Camarones 9; E: fragmento de remo compuesto del sitio de Guaque 07; F: fragmentos de remos del sitio de AutoClub de Antofagasta; G: esquema del flotador de una balsa de cuero de lobo marino; H: detalle de la costura de algodón y espinas de cactus del flotador; I: fragmento de odre de balsa del cementerio de El Trocadero, Antofagasta.

Foto: Benjamín Ballester

atacama9. Dispositivos de caza

9 / 9

Dispositivos de caza

Dispositivos arqueológicos de caza marina: (arriba) cabezales de arpón, (medio) arpones completos y astiles principales, (abajo) líneas de caza hechas de cuero de lobo marino.

Foto: Benjamín Ballester

atacama7

Escenas de caza con balsas, marineros y arpones en unas pinturas rupestres del desierto de Atacama

Nicotina y alucinógenos en la sociedad prehispánica

Más información

Nicotina y alucinógenos en la sociedad prehispánica

8

Fotografías

Los habitantes prehispánicos del desierto de Atacama en la costa norte de Chile usaron el color rojo para representar las riquezas naturales del océano, en contraste con el desierto árido y pedregoso. Estos antiguos cazadores-recolectores crearon imágenes de gran dramatismo: ballenas, peces espada, calamares, leones marinos, tortugas, tiburones y, sobre todo, escenas de caza con balsas, marineros y arpones, en las que la presa, sobredimensionada, es la protagonista, mientras que las barcas y sus tripulantes ocupan un lugar secundario. Sin embargo, "la caza se representa como una práctica social individual, solitaria y especializada, dirigida por un grupo selecto de personas", explica Benjamín Ballester, de Arscan, el Equipo de Etnología Prehistórica de la Universidad de París 1 Panteón-Sorbona y el autor de un estudio sobre estas increíbles pinturas rupestres de más de 1.000 años de antigüedad, que ha sido publicado en Antiquity.

El arte rupestre del barranco de El Médano fue documentado por el arqueólogo chileno Augusto Capdeville a comienzos del siglo XX y redescubierto varias décadas después. "Casi un siglo después de los registros de Capdeville hemos descubierto al menos cuatro barrancos con pictógrafos similares, localizados cerca de El Médano", revela Ballester. Las últimas investigaciones han permitido descubrir numerosas muestras de arte rupestre en el barranco de Izcuña: 24 bloques, 74 paneles y 328 motivos; los más comunes son los animales pisciformes y, a continuación, las escenas de caza, las balsas y las presas. "Los humanos están infrarrepresentados como sujetos pintados, mientras que la acción social de la caza está fuertemente representada, usando a los humanos simplemente como una parte de la composición", afirma.

Los humanos están infrarrepresentados, simplemente son una parte de la composición

"Aunque los pictógrafos son evidentes en unos pocos refugios rocosos cerca de la costa, la mayoría se encuentra a más de 700 metros sobre el nivel del mar, en barrancos estrechos y de difícil acceso. Los artistas representaron una actividad marina en un entorno desértico, en un acto consciente de relacionar el océano con el desierto a través del arte rupestre", concluye Ballester, cuya investigación ha sido financiada por FONDECYT y FONDAP.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?