Escanean una antigua tumba situada cerca de la central nuclear Fukushima I

Escaneando un mural

Escaneando un mural

Un técnico escanea un antiguo mural de la cueva Kiyotosakuoketsu, situada a unos tres kilómetros de la central nuclear Fukushima I.

Foto: The Yomiuri Shimbun via AP Images / Gtres

Alec Forssmann

16 de febrero de 2017

La célebre tumba del siglo VII se encuentra en la zona de exclusión de Fukushima y ha sido escaneada "en vista a las circunstancias que pueda deparar el futuro", según un diario japonés

Más información

Paisajes después del tsunami en Fukushima

Paisajes después del tsunami en Fukushima

Unos técnicos japoneses han utilizado la tecnología 3D para recoger toda la información posible de la cueva Kiyotosakuoketsu, una tumba del siglo VII situada a unos tres kilómetros de la central nuclear Fukushima I, que en marzo de 2011 sufrió el peor accidente nuclear desde Chernóbil. La tumba se encuentra en la zona de exclusión de Fukushima, donde hay elevados niveles de radiación debido al desastre nuclear, y ha sido escaneada "en vista a las circunstancias que pueda deparar el futuro", según informó la semana pasada el diario japonés The Asahi Shimbun.

La raíz de un árbol cuelga del techo de la cueva y sobre todo hay una pintura mural que muestra una espiral, gente montada a caballo y otros objetos en rojo. La tumba y el mural son muy conocidos en el norte de Japón y, por eso, la Universidad de Tohoku, en colaboración con las autoridades municipales de Futaba, han decidido adentrarse en un espacio tan comprometido para la salud. Los técnicos han recogido información con un escáner 3D, equipados con trajes especiales para evitar que accedan al interior de la cueva las esporas de hongos del exterior.