Encontrado el cráneo del fugitivo de Pompeya: murió por asfixia y no aplastado por el bloque de piedra

El individuo, un hombre adulto de más de 30 años de edad, probablemente no murió por el impacto del enorme bloque de piedra, como se creyó inicialmente, sino asfixiado por el flujo piroclástico resultante de la erupción volcánica

1 / 5
pompeya1. Cráneo del fugitivo de Pompeya

1 / 5

Cráneo del fugitivo de Pompeya

Foto: Parco Archeologico di Pompei

pompeya4. Parte superior del esqueleto, en un estrato inferior

2 / 5

Parte superior del esqueleto, en un estrato inferior

Foto: Parco Archeologico di Pompei

pompeya2. Parte superior del tórax, extremidades superiores, cráneo y mandíbula

3 / 5

Parte superior del tórax, extremidades superiores, cráneo y mandíbula

Foto: Parco Archeologico di Pompei

pompeya3. Limpieza del cráneo, en buen estado de conservación

4 / 5

Limpieza del cráneo, en buen estado de conservación

Foto: Parco Archeologico di Pompei

pompeya5. El cráneo en el laboratorio

5 / 5

El cráneo en el laboratorio

Foto: Parco Archeologico di Pompei

pompeya5

Encontrado el cráneo del fugitivo de Pompeya: murió por asfixia y no aplastado por el bloque de piedra

El hombre que murió aplastado en Pompeya huía con un saquito de monedas

Más información

Sin tesoro y sin vida

4

Fotografías

El cráneo del fuggiasco o fugitivo de Pompeya, que murió durante la apocalíptica erupción del Vesubio en el 79 d.C., ha sido encontrado durante las recientes excavaciones arqueológicas en el cruce de los callejones de las Bodas de Plata y de los Balcones, en la Región V de la antigua ciudad romana, según acaba de informar el Parque Arqueológico de Pompeya. Los restos esqueléticos hallados están formados por la parte superior del tórax, las extremidades superiores, el cráneo y la mandíbula. El individuo, un hombre adulto de más de 30 años de edad, probablemente no murió por el impacto del enorme bloque de piedra, como se creyó inicialmente, sino asfixiado por el flujo piroclástico resultante de la erupción volcánica.

Hallado un nuevo esqueleto en Pompeya: murió aplastado por un bloque de piedra

Más información

Un esqueleto aplastado

6

Fotografías

La parte superior del cuerpo del fugitivo, que huyó con un saquito lleno de monedas romanas de plata y bronce, se encontraba en un estrato mucho más bajo que las extremidades inferiores, que aparecieron junto al bloque de piedra. La razón de tal anomalía estratigráfica se debe a una galería subterránea, presumiblemente de época borbónica, que cedió causando el colapso y el deslizamiento de una parte de la estratigrafía superior, pero no del bloque lítico, que continuaba en su estratigrafía originaria. El individuo parece, por tanto, que murió por asfixia y el bloque de piedra cayó posteriormente encima del cadáver. El análisis de los restos, actualmente en curso, ha permitido detectar algunas fracturas cuya naturaleza aún se desconoce; los investigadores tratarán de reconstruir los últimos momentos de la vida del fugitivo.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?