El Museo del Prado reivindica el arte de Georges de La Tour

El artista francés, famoso en su tiempo, cayó en el olvido durante unos siglos, hasta que fue redescubierto en 1915

1 / 6

1 / 6

El tañedor

El tañedor

Tañedor de zanfonía con perro, de Georges de La Tour.

Foto: Musée du Mont de Pieté-Ville de Bergues, Bergues / Museo Nacional del Prado

2 / 6

delatour2. San Jerónimo

San Jerónimo

San Jerónimo penitente, de Georges de La Tour.

Foto: Musée de Grenoble, Grenoble / Museo Nacional del Prado

3 / 6

delatour3. Aparición de un ángel

Aparición de un ángel

La aparición del ángel a San José, de Georges de La Tour.

Foto: Musée des Beaux Arts, Nantes / Museo Nacional del Prado

4 / 6

El tramposo

El tramposo

El tramposo del as de tréboles, de Georges de La Tour.

Foto: Kimbell Art Museum, Fort Worth (Texas) / Museo Nacional del Prado

5 / 6

delatour5.JGP. Magdalena penitente

Magdalena penitente

La Magdalena penitente del espejo, de Georges de La Tour.

Foto: National Gallery of Art, Washington / Museo Nacional del Prado

6 / 6

Exposición de La Tour

Exposición de La Tour

La obra San José carpintero aparece en primer término.

Foto: Museo Nacional del Prado

24 de febrero de 2016

El francés Georges de La Tour (1593-1652) fue un pintor acomodado en lo económico, desabrido en lo personal y reconocido en lo profesional, incluso se convirtió en el pintor oficial del rey Luis XIII. El artista lorenés, famoso en su tiempo, murió víctima de una epidemia en Lunéville, al noreste de Francia, unos días después de su mujer. A continuación cayó en el olvido durante unos siglos, hasta que fue redescubierto en 1915 por el alemán Hermann Voss, un historiador del arte. En Francia es considerado hoy el artista más célebre del siglo XVII y uno de los más populares junto con Monet, Renoir y Cézanne.

En 2004, José Milicua, miembro del Real Patronato del Museo del Prado, descubrió en Madrid la obra San Jerónimo leyendo una carta, un cuadro inédito de La Tour. El Museo del Prado, que en 1991 adquirió Ciego tocando la zanfonía, le dedica la siguiente exposición a Milicua, fallecido en 2013: Georges de La Tour (1593-1652), que se puede visitar en el edificio Jerónimos del 23 de febrero al 12 de junio de 2016. Esta muestra, la más importante celebrada en España sobre La Tour, explora su personalidad artística, tanto en el tratamiento realista de personajes humildes y harapientos como en sus delicadas escenas religiosas.

La muestra reúne 31 pinturas del autor, "un número excepcional considerando que únicamente se conservan unas cuarenta pinturas de su mano", según el Museo del Prado. Las obras proceden de prestigiosas instituciones internacionales como el Museo del Louvre, el J. Paul Getty Museum de Los Ángeles, el Metropolitan de Nueva York y el Kimbell Art Museum de Fort Worth (Texas), que aporta la obra esencial El tramposo del as de tréboles. Georges de La Tour acabó sus años en Lunéville, respetado por la comunidad y con una envidiable posición social y económica.