París

El Museo del Louvre exhibe los tesoros de los tracios

La muestra explora el antiguo reino odrisio y reúne piezas únicas de los museos búlgaros, que están saliendo a la luz en las últimas décadas

1 / 5

1 / 5

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

Cabeza de bronce de Seutes III, del siglo III a.C.

© SOFIA, INSTITUT ARCHÉOLOGIQUE NATIONAL ET MUSÉE / ACADÉMIE BULGARE DES SCIENCES / KRASSIMIR GUEORGUIEV / MUSÉE DU LOUVRE

2 / 5

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

Corona de oro fechada entre los años 350 y 300 a.C.

© MUSÉE HISTORIQUE DE KAZANLAK / TODOR DIMITROV / MUSÉE DU LOUVRE

3 / 5

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

Lécito o vaso polícromo de una tumba del siglo IV a.C., procedente del Museo Arqueológico de Sozopol.

© CENTRE MUSÉAL SOZOPOL / TODOR DIMITROV / MUSÉE DU LOUVRE

4 / 5

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

Fiale de plata que representa a Heracles y Auge, del siglo IV a.C.

© MUSÉE RÉGIONAL HISTORIQUE DE VRATSA / TODOR DIMITROV / MUSÉE DU LOUVRE

5 / 5

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

«La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria»

Fiale de oro de Panagurishte, de finales del siglo IV a.C., procedente del Museo Arqueológico de Plovdiv.

© MUSÉE RÉGIONAL ARCHÉOLOGIQUE DE PLOVDIV / TODOR DIMITROV / MUSÉE DU LOUVRE

14 de abril de 2015

La antigua Tracia agrupó a varios pueblos aguerridos y poderosos entre el mar Negro y el mar Egeo, en Europa oriental. La exposición La saga de los reyes tracios. Descubrimientos arqueológicos en Bulgaria, del 16 de abril al 20 de julio en el Museo del Louvre, explora el reino odrisio, que surgió de la unión de varias tribus tracias en el siglo V a.C. y que se disolvió alrededor del siglo IV a.C. Las magníficas tumbas de los reyes y aristócratas tracios están saliendo a la luz en las últimas décadas, especialmente a través de las excavaciones arqueológicas en Bulgaria. La muestra reúne piezas únicas de los museos búlgaros, por ejemplo los tesoros de la tumba real de Seutes III, contemporáneo de Alejandro Magno. Su rostro barbado en bronce, del siglo III a.C., es una de las piezas principales de esta exposición.

Orfeo, el célebre cantor de origen tracio

Numerosos personajes legendarios están asociados con la antigua Tracia: Orfeo, el célebre cantor que embelesaba a todos con su lira; los reyes tracios que formaban parte de los poemas homéricos, como Reso, Tereo, Diomedes, Fineo y Licurgo; e incluso Espartaco en época romana. La figura inmortal de Orfeo abre la exposición, junto con obras que evocan a los reyes tracios y manuscritos medievales que corroboran la transmisión y transformación de estos mitos antiguos. En contraste a estas figuras mitológicas aparecen representados personajes tracios anónimos: hombres ataviados como guerreros mercenarios, más conocidos como los peltastas; y mujeres reconocibles por sus tatuajes. Por primera vez se pueden contemplar algunas de las tumbas tracias más importantes con su ajuar funerario completo, en las que resultan patentes las influencias de otras civilizaciones cercanas.