El minarete Malwiya tras la Guerra de Irak

Torre Malwiya

Torre Malwiya

© FOTO: KARIM KADIM / AP PHOTO / GTRES

7 de septiembre de 2015

A través de una rampa helicoidal, que gira en sentido contrario a las agujas del reloj, se alcanza la cúspide del minarete Malwiya, de poco más de cincuenta metros de altura, desde donde se divisa la ciudad de Samarra, ubicada en la ribera oriental del río Tigris y al norte de Bagdad, en Irak. Esta  torre en espiral de aspecto imponente fue construida en piedra arenisca a mediados del siglo IX, durante el califato de Al-Mutawakkil, inspirada quizá en los zigurats o torres escalonadas de la antigua Mesopotamia.

El muecín se encaramaba en el minarete y con su voz convocaba a los fieles y los invitaba a la plegaria. La torre forma parte de la Gran Mezquita de Samarra, que en su día fue la más grande del mundo. Las fuerzas estadounidenses se apostaron en lo alto de la torre durante la Guerra de Irak y, en 2005, una bomba de la insurgencia iraquí estalló en la cúspide y la despedazó. En esta fotografía de marzo de 2015 se pueden distinguir algunos de los grafitis negros y rojos que han dejado las diferentes milicias sobre las paredes de la torre.