París

El Louvre inagura el nuevo departamento de Arte Islámico

A partir del 22 de septiembre se pueden visitar las nuevas galerías dedicadas al arte islámico y al arte del Mediterráneo oriental en la Antigüedad tardía

1 / 5

1 / 5

Louvre

Louvre

Imagen de la cubierta traslúcida del nuevo departamento de Arte Islámico del Louvre.

© MUSÉE DU LOUVRE / ANTOINE MONGODIN © M. BELLINI - R. RICCIOTTI / MUSÉE DU LOUVRE

2 / 5

Louvre

Louvre

Interior del nuevo departamento de Arte Islámico del Louvre.

VERRIÈRE © 2012 MUSÉE DU LOUVRE / ANTOINE MONGODIN © M. BELLINI - R. RICCIOTTI / MUSÉE DU LOUVRE

3 / 5

Louvre

Louvre

Daga rematada con una cabeza de caballo, India, siglo XVII.

© MUSÉE DU LOUVRE, DIST. RMN / HUGHES DUBOIS

4 / 5

Louvre

Louvre

Plato decorado con un pavo real, Turquía, alrededor de 1550.

© MUSÉE DU LOUVRE, DIST. RMN / HUGHES DUBOIS

5 / 5

Louvre

Louvre

Horus imperator, de Egipto. Pieza perteneciente a la nueva sala de la Antigüedad tardía en el Mediterráneo oriental.

© 2011 MUSÉE DU LOUVRE, DIST. RMN / CHRISTIAN DÉCAMPS

20 de septiembre de 2012

El 22 de septiembre, el Museo del Louvre, en París, abre el nuevo departamento de Arte Islámico, en el Cour Visconti -uno de los patios del museo-, y las nuevas galerías dedicadas al arte del Mediterráneo oriental en el Imperio romano, situadas alrededor del mismo patio.

Más de 20 años después de la inauguración de la pirámide de hierro y cristal en el Palacio del Louvre -que se ha convertido en un símbolo del museo-, el flamante departamento de Arte Islámico supone un nuevo hito arquitectónico. El recinto que acoge el octavo departamento del Louvre, dedicado al arte islámico, ha sido creado por los arquitectos Rudy Ricciotti y Mario Bellini. Una cubierta ondulada y acristalada cubre el nuevo espacio de 30.000 metros cuadrados, dividido en dos pisos y excavado a 12 metros de profundidad del Cour Visconti. El departamento de Arte Islámico contiene 3.000 piezas que abarcan 1.300 años de historia y que proceden de tres continentes, de países como España o la India.

A su vez, el Louvre inaugura nuevas salas permanentes para exponer obras del Mediterráneo oriental en la Antigüedad tardía. Este período se caracteriza por la emergencia de una civilización fundada en la doble herencia de Grecia y Roma. Estas colecciones, antes divididas, han sido agrupadas en un único espacio dividido en nueve salas temáticas. Entre ellas, galerías dedicadas al arte funerario egipcio, al de Oriente Próximo o, en la planta inferior, mosaicos de Oriente Próximo o tapices coptos que ilustran la decoración de las iglesias bizantinas y casas romanas del siglo VI.