El linaje de los europeos actuales tiene unos 35.000 años de antigüedad

Mandíbula inferior de la Dama Roja

Mandíbula inferior de la Dama Roja

Mandíbula inferior de la Dama Roja, una mujer de entre 35 y 40 años de edad que vivió hace casi 19.000 años.

Foto: Universidad de Cantabria

Un importante estudio genético demuestra que los europeos actuales proceden de un grupo fundador que ocupó el noroeste de Europa hace unos 35.000 años

"Los humanos modernos llegaron a Europa hace unos 45.000 años, pero poco se sabe sobre su composición genética anterior al comienzo de la agricultura, hace unos 8.500 años". Así empieza un macroestudio publicado ayer en la edición digital de Nature, en el que participan sobre todo investigadores de instituciones europeas y que constituye "el análisis genético más completo realizado sobre los europeos del Paleolítico hasta la actualidad", según explica la Universidad de Cantabria (UC) en una nota de prensa. La UC contribuye al estudio a través de la investigación de los restos de la Dama Roja de la cueva cantábra de El Mirón. Manuel Ramón González Morales, de la UC, y Lawrence G. Straus, de la Universidad de Nuevo México, lideran estas investigaciones.

'Nature' ha publicado el análisis genético más completo sobre la prehistoria europea

La red de científicos ha analizado los datos genómicos de 51 humanos modernos euroasiáticos, desde hace unos 45.000 años hasta hace unos 7.000 años, cuando se extendió la agricultura. Tres puntos importantes sobre este estudio: la cantidad de ADN neandertal en el genoma humano moderno disminuye considerablemente durante este período; los europeos actuales pueden remontar su genealogía hasta un grupo de humanos que vivió en el noroeste de Europa hace unos 35.000 años, que desapareció posteriormente al ser desplazado por otro grupo de humanos modernos tempranos y que reapareció después; y, por último, hace unos 14.000 años hubo una variación genética adicional procedente de Oriente Próximo.

"Un individuo de hace unos 35.000 años procedente del noroeste de Europa representa una rama temprana de la población fundadora, que posteriormente fue desplazada a lo largo de una amplia región y que reapareció en el suroeste de Europa en el apogeo del último período glacial, hace unos 19.000 años", dice el estudio sobre el segundo punto. La Dama Roja, una mujer de entre 35 y 40 años de edad que vivió hace casi 19.000 años, pertenece precisamente al linaje más antiguo, el de los primeros pobladores auriñacienses. "Los análisis han desvelado que la Dama Roja está emparentada con un individuo de la cueva de Goyet en Bélgica, fechado hace unos 35.000 años, y a su vez es la más antigua de otro grupo genético cuyos miembros aparecen en los milenios siguientes en yacimientos de Francia, Bélgica y el sur de Alemania", afirma González Morales. La costa cantábrica fue, por tanto, un refugio clave durante el máximo período glaciar y las excavaciones en la cueva de El Mirón son "una fuente de información excepcional sobre nuestro pasado remoto".